domingo, 5 de octubre de 2008

LAS TRES CARAS DEL MIEDO (Mario Bava,1963)






LAS TRES CARAS DEL MIEDO


AÑO: 1963
PAÍS: ITALIA-FRANCIA
DIRECCIÓN: MARIO BAVA
PRODUCCIÓN: GALATEA FILM, EMMEPI, LYRE FILM
PROTAGONISTAS: BORIS KARLOFF, MICHELE MERCIER, LYDIA ALFONSI, MARK DAMON.



ARGUMENTO:

TRES historias “construyen” la película:
-Una mujer es acosada por una extraña voz a través del teléfono, haciendo que la situación vaya creciendo en tensión.
-Una familia rusa recibe a su padre, tras cinco días perdido en las montañas, quien trae consigo la muerte a su paso.
-Una enfermera es presa de la codicia y trata de burlar a la muerte.



COMENTARIO:


LAS TRES CARAS DEL MIEDO es una gran película. Su director, el italiano Mario Bava, nos entrega de manera soberbia tres relatos sobre los temores que cual fantasmas acosan nuestras vidas. La muerte ya no es tragedia, es simplemente el punto final a una existencia llena de sombras, altas, movedizas y punzantes. Por más que queramos asirnos a “los momentos felices” (que es lo único importante) es ineludible el afán oculto y misterioso de la muerte sobre nuestras cabezas; a veces se puede presentar como un acecho violento (EL TELÉFONO, primer relato), como un paradigma trascendental que choquea nuestra parte psico-afectiva, al transformar el amor o los sentimientos nobles en armas de doble filo, que posteriormente se vuelven navajas que van arando nuestra piel… con surcos profundos… nidos de intranquilidad que cubrimos con lo que esté a nuestro alcance (LOS WURDALAK, segundo relato) o cual conciencia juzgadora que revuelca nuestros “valores” para sancionar la vida… (LA GOTA DE AGUA, tercer relato).
Mario Bava confirma su grandeza y potencia al filmar esta película, estructurada en esas tres historias con una fuerza visual pocas veces vistas. Su mano como director es la de un tipo que sabe lo que quiere, que no filma por filmar, en su cine no existen las “tomas relleno” como en muchos directores de cine de terror fantástico. Su pasado como director de fotografía lo deja de manifiesto con un cuidado sentido de la iluminación y la utilización de una elevada paleta de colores que van dejando en claro el sentido onírico de sus pinceladas. Los decorados son muy bien aprovechados, tanto interiores como exteriores; Bava maneja como nadie la cámara en movimiento, la imagen sugerente y estimulante. LAS TRES CARAS DEL MIEDO es una película algo olvidada dentro de la filmografía de este maestro italiano, pero yo la revindico como una de las más importantes de su carrera, ya que es un largometraje estructurado en escalera, vale decir, el golpe de placer va acrecentándose según pasan los relatos.
Hay otras obras de Bava que vale mencionar, como LA MASCARA DEL DEMONIO (película seductora), OPERAZIONE PAURA (buena, aunque con algunos vaivenes, y con momentos muy logrados), BAHÍA DE SANGRE (película algo atípica dentro de su cine de los sesenta, pero destacable por su desarrollo en las tramas de psico-killers) y SHOCK (último film de Bava, con una trama de nivel que pudo tener un final más contundente).
Hay que destacar la solidez del reparto, dentro de los que figura Boris Karloff, aquel actor ícono del cine de fantaterror con su interpretación del legendario Frankenstein. Además de aparecer en el segundo relato, Karloff hace las veces de presentador de la película, con una entretenida introducción y un mejor epílogo.
Por todo ello, es que LAS TRES CARAS DEL MIEDO debe ocupar el sitial que merece, como referente a un sin número de películas taquilleras del género como SCREAM, EL JUEGO DEL MIEDO, EL ARO y volcanadas de filmes sobre vampiros. Tal vez, la gran crítica que se le pueda hacer es el claro desapego de una historia con otra, dejando un vacío entre ellas, pero fuera de eso, cada historia es un tesoro fílmico de su tiempo, de visionado obligado para los amantes del suspenso y terror. En último de los casos, nuestra vida también está marcada por momentos disímiles y no por ello deja de ser nuestra vida, con sus defectos, pero sobre todo sus virtudes.