martes, 3 de febrero de 2009

SANGRE DE VÍRGENES (Emilio Vieyra, 1967)











SANGRE DE VÍRGENES


AÑO: 1967
PAÍS: ARGENTINA
DIRECCIÓN: EMILIO VIEYRA
PRODUCCIÓN: ORESTES A. TRUCCO
PROTAGONISTAS: RICARDO BAULEO, SUSANA BELTRÁN, WALTER KLICHE, GLORIA PRAT, ROLO PUENTE, MILTON GHÍO, MARIELA ALBANO.


ARGUMENTO:

Primera película de vampiros argentina que relata la historia de Gustavo, un tétrico hombre del siglo XIX que no acepta renunciar al amor de Ofelia, la hija de un hacendado dueño de una finca, ya que este prefiere que su hija se case con Eduardo, un joven de su misma posición social… Es en la noche de bodas de su amada cuando Gustavo deja ver su verdadera naturaleza: UN VAMPIRO… y apuñala por el cuello a Eduardo… desde ese momento comienza el tormento eterno para él y Ofelia, quien presa del amor que siente, se transforma en alma en pena que vaga por la hacienda sin descanso… luego la acción se traslada a la actualidad donde un grupo de jóvenes tras unos días de joda (fiestas llenas de sexo, drogas y alcohol) deciden viajar a Bariloche, en el sur de Argentina… de pronto se quedan sin gasolina y no tienen otra opción que pasar la noche en la casona abandonada… allí se encontrarán con Gustavo y Ofelia, los que raptarán a las mujeres del grupo y buscarán extender su amor mediante la sangre… aunque no contarán con la repentina aparición del espíritu de Eduardo que busca venganza por lo sucedido hace cien años…


COMENTARIO:

El mérito de este filme es ser precisamente la primera película de vampiros que se realizó en Argentina… no podía ser otro que Emilio Vieyra, autor de la interesante EXTRAÑA INVASIÓN y LA VENGANZA DEL SEXO, quien se la jugaría con una historia sobre amor, muerte, sangre y condena… pero una cosa es la idea y otra la ejecución… ya que la cinta es de un nivel ínfimo, un guión endeble y absurdo que no causa la más mínima inquietud con actuaciones paupérrimas y vulgares…la puesta en escena y la música, factores claves a la hora de crear atmósferas potentes en filmes de terror, son de una precariedad que da pena… la película es plana sin cambios de ritmo y conducida indefectiblemente a un final forzado y esperable…con escenas tan burras como por ejemplo:
-Cómo es posible que después de conocer el relato de la casa abandonada por años, uno de los personajes se pregunte al llegar “iré a ver si encuentro algo de comer…”
-La aparición de Eduardo y su venganza…
-Por qué Ofelia esperó tanto (su muerte y la de Gustavo) si en realidad lo único que deseaba era descansar en paz…
-La estúpida reacción de las mujeres raptadas al ser encontradas… sin atisbos de transformación…
-Casi no existen mordidas o secuencias violentas… en cambio Vieyra se volcó a las escenas de sexo y desnudos que abotagan la pantalla y dan vueltas a lo bruto… (sin desconocer lo estupenda de Susana Beltrán)…
En fin, un filme fallido que no aporta nada al terror fantástico pero que por lo menos da el puntapié inicial al cine de vampiros en Sudamérica…
-Las escenas oníricas que muestran gaviotas volando en fondo rojo en vez de vampiros… (para la risa)…


MEDIOCRE Y ACARTONADO INTENTO DE TERROR… UN PERFECTO BODRIO POR DONDE SE LE MIRE…