martes, 27 de enero de 2009

INVASIÓN (Hugo Santiago, 1969)













INVASIÓN

AÑO: 1969
PAÍS: ARGENTINA
DIRECCIÓN: HUGO SANTIAGO
PRODUCCIÓN: HUGO SANTIAGO
PROTAGONISTAS: LAUTARO MURÚA, OLGA ZUBARRY, JUAN CARLOS PAZ, ROBERTO VILLANUEVA, OSCAR CRUZ, LEAL REY, ALDO MAYO.


ARGUMENTO:

Dos bandos se ven enfrentados en la capital de un país sudamericano llamada Aquilea: Don Porfirio lidera un grupo de hombres que están por defender a los habitantes de la ciudad y otro bando caracterizado por sujetos vestidos con gabardinas claras que intentan desembarcar en la urbe cargamentos de contenido indeterminado… en medio de toda esa lucha, se desarrollará la relación marital entre Julián Herrera (líder de los hombres de Porfirio) e Irene su mujer, quienes padecerán en carne propia los resabios de esta enigmática lucha…


COMENTARIO:

Basada en un guión escrito por dos monstruos de la literatura argentina y mundial, Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares, la película trata sobre la realidad social de un país donde el control total es fundamental para lograr los intereses mezquinos y parciales de grupos armados… el filme es una mezcla progresiva entre el género policial fantástico y el drama más profundo… donde la ciudad es el campo de batalla para dos grupos que intentan establecer sus ideas y principios sin importar el sentir ciudadano… a ninguno de los dos le interesa lo que sienten los habitantes de Aquilea… Su lado humano, afectivo y valórico, es arrancado de raíz en pos de una sociedad robotizada y obediente que no dudaría, ni un segundo, en renunciar a su vida por los objetivos de grupos poco transparentes que avanzan casi imperceptibles para la gran masa poblacional.
INVASIÓN fue todo un hallazgo para mí, me encantó el ritmo de la película y el tema de la lucha de poderes que se da casi imperceptible para el ciudadano común y corriente, pero que incide notablemente en su vida… es difícil darnos cuenta que estamos haciendo el papel de ratas de laboratorio para grupos cerrados con diversos intereses (políticos, económicos, sociales) que nos manejan como piezas de ajedrez… esto ocurre en la actualidad y está excelentemente representado en esta película de 1969, con un guión escrito por Borges, un conocedor a cabalidad de la sociedad sudamericana de la época y un visionario de “la modernidad”.
La historia se centra en el grupo que dirige un tal Don Porfirio, un viejo misterioso que no da muchas luces sobre las motivaciones del sector que encabeza pero que tiene en la figura de su gato negro a su conciencia-confidente… seguro que el gato sabe mucho más que cualquier otro personaje… el líder activo del movimiento es Julián Herrera, un hombre silencioso e inexpresivo que trasunta su laconismo en la relación afectiva con su esposa Irene, quien también juega un rol fundamental en el desarrollo de la cinta… la relación se derrumba a la par de los valores de identidad del pueblo… no existen palabras ni comunicación alguna… sólo silencio, pero de ese que no transmite nada… socarrón y estúpido, maquillado con algunas frases aprendidas y mecánicas con las que interaccionan los seres humanos…(¿les parece familiar?).
El guión cuenta con una buena idea pero posee demasiadas lagunas… por un lado está bien el misterio, pero al final uno queda con la sensación de haber visto un capítulo de “misterios sin resolver”… muchos hoyos narrativos que no permiten la correcta evolución de los personajes…las actuaciones justas y precisas y la dirección sobresaliente… ésta le imprime buen dinamismo a la historia y no la hace para nada aburrida… hay escenas llamativas como cuando Julián es apresado y obligado a delatar a su grupo, el enfrentamiento en la isla y el desenlace final con el destino del movimiento y el de su relación marital…

ÍCONO FÍLMICO ARGENTINO Y SUDAMERICANO… UNA PELÍCULA IMPRESCINDIBLE VER POR LOS VERDADEROS CONOCEDORES DEL FANTÁSTICO DE ESTAS LATITUDES Y EN EL MUNDO…