martes, 27 de enero de 2009

POSESIÓN INFERNAL (Sam Raimi, 1982)












POSESIÓN INFERNAL


AÑO: 1982
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: SAM RAIMI
PRODUCCIÓN: SAM RAIMI, BRUCE CAMPBELL, ROBERT TAPERT
PROTAGONISTAS: BRUCE CAMPBELL, ELLEN SANDWEISS, BETSY BAKER, THERESA TILLY, HAL DELRICH, SARAH YORK.


ARGUMENTO:

Un grupo de jóvenes se va de paseo por el fin de semana a una cabaña en las montañas de Tennessee con el fin de divertirse. El lugar queda justo en medio de un bosque y los cinco muchachos destacan su soledad y tranquilidad. Lo que ellos no saben es que esa cabaña fue propiedad de un arqueólogo investigador sobre el libro “Necronomicon”, forrado en piel humana y escrito con sangre, cuya data es de hace muchos años y en el que se describen rituales satánicos sobre cómo despertar los oscuros espíritus que deambulan invisibles por la realidad. Esa misma noche, se toparán con el libro y con un megáfono donde están registradas las traducciones que ha realizado el arqueólogo, lo que despertará de su aletargamiento a los espíritus malignos del bosque, desatando una ola de sangre incontenible.



COMENTARIO:

Obra de culto dentro del género de terror y gore que ha servido como modelo para muchas producciones y realizadores. Sam Raimi, el mismo que dio vida a la saga del Hombre Araña, nos presenta un filme lleno de pasión y arrojo, así como también poseedor de un excelente ritmo, atmósfera, puesta en escena y con la actuación sobresaliente de otra leyenda Bruce Campbell. La peli se rodó en un lapso de dos años, ya que como era de esperar, los recursos eran escasos (375 mil dólares) y los efectos requerían de cierta prolijidad dentro de todo lo artesanal que pudieran ser. La historia se centra en Ash, un joven algo destartalado y caricaturesco que junto a otros cuatro acompañantes (un hombre y tres mujeres) van en busca de un fin de semana alejados del bullicio urbano a una cabaña en las montañas de Tennessee… Hasta aquí todo normal… pero la primera noche descubren que el lugar es propiedad de un arqueólogo que ha dedicado su vida a la investigación del libro de los muertos “Necronomicon”, cuya leyenda dice que fue escrito con sangre humana, al encontrar en el sótano de la cabaña el mentado libro y un megáfono donde están registradas algunas traducciones que el investigador alcanzó a grabar, las que apuntan a resucitar los espíritus que vagan por los rincones de la realidad… al principio lo toman como una joda de mierda, pero al escuchar las palabras contenidas en el megáfono, despertarán a los espíritus malignos del bosque quienes irán poseyendo a los jóvenes, uno a uno, transformándolos en zombies hambrientos de carne humana… la odisea que significará mantenerse vivo será la gran apuesta de Ash, lo que lo llevará a los límites de la cordura y cuyo sostén será el amor por Linda, la que no tendrá problemas en demostrarle a Ash que es capaz de perder la cabeza por su amor…
Pieza clave del cine gore por su nivel de tensión, sangre, ritmo narrativo, historia y puesta en escena… Raimi se la juega por planos protagónicos en ángulos imposibles que le otorgan al filme un atractivo visual novedoso… POSESIÓN INFERNAL es un carnaval de sobrevivencia… donde Bruce Campbell, en el rol de Ash, adquirió un estatus de culto dentro de los fanáticos, merced a su histrionismo y empatía…
La primera vez que la visioné fue una tarde lluviosa de invierno luego de arrendarla en el video club de la esquina… ahí estaba escondida en los estantes, perdida y olvidada, por lo gráfica de su carátula y lo cruda de su sinopsis… ¡eso me llamó la atención enseguida!... al finalizar la cinta, reconozco que quedé con una sensación extraña… sentía la realidad distorsionada y oscura… todo un mérito de Sam Raimi que se extiende hasta hoy con una influencia de muerte sobre los rebuscados realizadores actuales con historias poco originales y refritas…
Esta película tuvo dos secuelas: TERRORÍFICAMENTE MUERTOS Y EL EJÉRCITO DE LAS TINIEBLAS, con diferentes resultados y propuestas, pero POSESIÓN INFERNAL se mantiene tan viva como en la fecha de su estreno… es verdad que el nivel de los efectos especiales ha cambiado y en la actualidad podrían notarse demasiado artesanales (sobre todo los del final) pero la cinta es más que eso, aquí hay pasión y potencia… definitivamente una de mis piezas favoritas….

ENTRETENIDA Y DE GRAN RITMO… UNA CLASE MAESTRA DE CINE GORE QUE SE JUEGA HASTA LOS HUEVOS…