jueves, 9 de julio de 2009

JENNIFER (Darío Argento, 2005)










JENNIFER


AÑO: 2005
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: DARÍO ARGENTO
PRODUCCIÓN: TOM ROWE, LISA RICHARDSON
PROTAGONISTAS: STEVEN WEBER, CARRIE FLEMING, BRENDA JAMES, HARRIS ALLAN.


ARGUMENTO:

Un policía evita el ajusticiamiento de una mujer por parte de un hombre que en apariencia denota sus facultades mentales perturbadas… el sujeto tenía a la joven atada de manos con la intención de decapitarla… al no hacer caso de las palabras de advertencia del policía, a este no le quedó más remedio que disparar… la mujer rápidamente se abalanzó sobre su pecho y en ese momento, el policía vio por primera vez su rostro… una cara desfigurada de ojos oscuros y boca carnívora que sin emitir más que chillidos se posó en su cuerpo… con algo de recelo pero con mucha ternura el policía la llevó al cuartel donde la derivaron a un centro psiquiátrico… sin poder dar explicación a un creciente magnetismo, el hombre la acogió en su casa, sin el conocimiento de su esposa e hijo, dando rienda suelta a una relación enfermiza, esclavizante y sangrienta, en la que el policía se irá dado cuenta de que el encanto que esa mujer-monstruo le produce lo llevará al abismo…


COMENTARIO:

La serie de televisión norteamericana MASTERS OF TERROR sirvió como plataforma para que Darío Argento se colocara manos a la obra en una historia de horror sin adornos y sin el tratamiento visual que lo hizo famoso durante los setenta… esta entrega JENNIFER corresponde al capítulo número cuatro y está basada en la historia de cómic de Bruce Jones y Bernie Wrightson que se publicó en la revista CREEPY… el relato trata sobre las perversiones y desvíos inconcientes que suelen tener los seres humanos cuando se presenta la ocasión… en el filme, de 58 minutos, Argento aleja todo lo que pueda resultar un voladero de luces y se va al hueso… a la médula de la historia, mostrándonos a un hombre (policía) que en un acto heroico salva a una mujer de morir asesinada… pero la cosa no termina ahí, ya que el poli, en el transcurso del metraje, va sintiendo una poderosa atracción por esta enigmática mujer de rostro deforme y monstruoso… sus gemidos lo hechizan y va involucrando su vida (mujer e hijo de por medio) sin importarle nada más que esa “indefensa criatura” la que, de paso, se transforma en el objeto del deseo ideal para sus perversiones sexuales y sádicas… el cuento es que este lazo se vuelve una cadena y lo que parecía controlado exuda descontrol… es cuando la mujer (Jennifer) cambia de sometida a dominante y su hambre de carne y sangre la hace matar a personas (preferentemente niños) y alimentarse de sus entrañas… como era de esperar, la mujer y el hijo lo dejan, lo cual parece no importarle al policía, quien bajo un embrujo, encausa su vida por el camino de Jennifer…esto lo llevará a huir con ella a una cabaña lejana, con nefastas y esperadas consecuencias…
Argento vuelve el relato una experiencia brutal, en la que Jennifer es el símbolo de ese lado oscuro que todos llevamos dentro… como lo he mencionado en otros comentarios… ese rincón de nuestra casa interior que permanece fuera del alcance de la luz y donde se fraguan los deseos reprimidos, las fantasías extremas y las pasiones impensadas para el resto (aun cuando sean cercanos)… el rostro de Jennifer es, en definitiva, aquello repugnantemente orgásmico que habita en nosotros y que lucha por eyacular de nuestro ser…
Como filme es correcto, con algunos fallos argumentales que la vuelven algo obvia pero en líneas generales es un relato truculento y brutal que cumple en esa lid. ¿Tiene alguna incidencia el hecho de que pertenezca a Darío Argento?... NINGUNA… ya que no hay huellas del estilo que llevó al olimpo del cine de terror a este maestro y, sin duda, eso se hecha de menos…


UN TELEFILME CORRECTO QUE REMECE NUESTRO RINCÓN OSCURO Y ESO YA ES UN GRAN LOGRO…