lunes, 24 de noviembre de 2008

EL PODER DE LA SANGRE DE DRÁCULA (Peter Sasdy, 1969)









EL PODER DE LA SANGRE DE DRÁCULA


AÑO: 1969
PAÍS: GRAN BRETAÑA
DIRECCIÓN: PETER SASDY
PRODUCCIÓN: AIDA YOUNG
PROTAGONISTAS: CHRISTOPHER LEE, LINDA HAYDEN, RALPH BATES, GEOFFREY KENN, PETER SALLIS, JOHN CARSON, ISLA BLAIR.



ARGUMENTO:

Tres viejos ricachones de doble vida (son hombres respetables para la comunidad pero un día a la semana, desatan su lujuria en un prostíbulo del lugar) se ven involucrados con un discípulo del conde Drácula, quien con la promesa de “nuevas emociones”, los hace partícipes de una misa negra para invocar al famoso personaje. En el momento cúlmine de la ceremonia, los tres hombres se arrepienten de beber la sangre del conde, comprada a un comerciante y conservada en polvo, y en un acto demencial apalean al seguidor de Drácula y lo matan…Tras esto, hace su aparición el conde con una gran sed de venganza, dispuesto a asesinar a quienes lo traicionaron…



COMENTARIO:

Estamos en presencia de una buena película de la Hammer sobre el mito de Drácula. Su director Peter Sasdy hace un trabajo correcto con un guión interesante que va creciendo progresivamente y que desde la aparición de Drácula crece en tensión y dramatismo. Las muertes de los tres veteranos son muy buenas, más si están involucrados sus hijos, generando un torrente de mordiscos y sangre.
La historia comienza cuando un mercader es lanzado de un carruaje, en medio del bosque, por un enfermo mental. Allí se encuentra con Drácula moribundo quien muere dejando sus pertenencias a merced de aquel hombre. Tiempo después, se relata la historia de tres viejos de clase alta, que con la excusa de hacer actos de beneficencia un día a la semana, asisten a un prostíbulo para desbocar sus deseos más degenerados… no contentos con eso, se lían con un joven lujurioso, discípulo de Drácula quien les ofrece “nuevas experiencias”… pero no eran las que los viejos pensaban, sino que se trataba de asistir a una misa negra a favor de la resurrección del conde. Al momento de beber la sangre de Drácula, conservaba en forma de polvo y comprada al mercader, los tres se arrepienten, lo que aviva la ira del joven excitado con la posibilidad de servir en carne, hueso y sangre al mítico vampiro. El es el único que bebe pero algo sale mal y comienza a sentir fuertes convulsiones, los viejos al contario de ayudar, descargan su furia contenida y lo golpean hasta la muerte…aquí viene lo bueno, ya que creyendo que el asunto estaba resuelto se vuelven a sus casas con el compromiso de olvidar lo sucedido. Pero no contaban con que Drácula tomaría el cadáver de su discípulo y volvería de la muerte para vengarlo…esto es el asesinato de los tres hombres “virtuosos”.
Paralelo a esto, se cuenta la romántica relación entre los hijos de los “traicioneros” y su posterior vínculo con el conde Drácula… mucha sangre, muertes brutales (para la época bien) y correctas interpretaciones.
EL PODER DE LA SANGRE DE DRÁCULA es una de las últimas pelis de la Hammer sobre Drácula y también una de las últimas del gran actor Christopher Lee en los colmillos del conde, quien tuvo que ser reclutado de apuro, ya que en un primer momento se pensaba darle un giro a la historia del vampiro, introduciendo un nuevo ser de la noche, pero los productores gringos encargados de la distribución de la película se opusieron puesto que sólo Lee era garantía de taquilla y comercialización de la cinta. UN ACIERTO QUE AUNQUE NO VARÍA MUCHO DE LO ANTERIOR MOSTRADO, IGUAL GENERA INTERÉS Y ENTRETENCIÓN…
Reconozco que no me había hecho grandes expectativas, (por ejemplo sin Peter Cushing que siempre es un aporte), máxime que el filme tampoco estaba dirigido por Terence Fisher, pero confieso que lo gocé demasiado… un Drácula interpretado con carne por Lee, una dirección que no se pierde en la narración, una fotografía buena, decorados cómplices de la historia, actuaciones buenas y, sobre todo, momentos de terror sanguinario que recordarán el hipnotismo que ejerce la figura del Drácula de Lee. Quizá la excesiva connotación, en algún instante, de las relaciones románticas de los hijos de los ricachones puedan parecer “melosas”, pero no logran opacar lo bueno de la película…


LA RECOMIENDO PARA UNA NOCHE DE TERROR FAMILIAR…