martes, 18 de agosto de 2009

PESADILLA EN LA CALLE ELM PARTE 3: GUERREROS DEL SUEÑO (Chuck Russell, 1987)




















PESADILLA EN LA CALLE ELM PARTE 3: GUERREROS DEL SUEÑO


AÑO: 1987
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: CHUCK RUSSELL
PRODUCCIÓN: ROBERT SHAYE
PROTAGONISTAS: HEATHER LANGENKAMP, PATRICIA ARQUETTE, CRAIG WASSON, ROBERT ENGLUND.


ARGUMENTO:

Han pasado cinco años en la vida de Nancy Thompson y el destino la vuelve a reunir con su más atroz pesadilla: Freddy Krueger… esta ocasión, como una doctora experta en el tratamiento de los trastornos del sueño, la que entra a trabajar en una clínica especializada en el tema donde traba amistad con jóvenes que están en el mismo lugar que ella años atrás… todos sueñas con Freddy y este se deleita una vez más asesinando a los muchachos de formas crueles y sarcásticas, sin mayor oposición… sólo el conocimiento profundo sobre este ser por parte de Nancy y la aparición fantasmal de una monja que guarda un gran secreto de Freddy, serán la única manera de enfrentar al terrorífico personaje y eliminarlo de una vez por todas…


COMENTARIO:

No hay segunda sin tercera… y como no, si tras la aburrida y desperfilada segunda entrega de PESADILLA, se llegó a la conclusión de reflotar la trama original, agregándole más personajes, situaciones fantasmales, pesadillas más cruentas, en definitiva, se expandió el universo Freddy Krueger y la historia no sólo se centró en Nancy Thompson y sus amigos, sino que el guión se abrió para profundizar en la oscura vida de Freddy y sus orígenes… Recuerdo muy bien cuando visioné este filme por primera vez y les aseguro que me pareció alucinante, por la mejor calidad en efectos especiales y por escudriñar en el pasado de esta criatura del infierno, lo que en parte justifica su estructura psicológica y su actuar de adulto (buen tema)… era 1989 y yo estaba en segundo medio, todos los fines de semana arrendaba películas (unas dos o tres) y me dedicaba a verlas por lo menos dos veces cada una… en ese tiempo el furor y éxito de la saga de PESADILLA estaba en su Peak y como era de esperar, me había dispuesto a revisar todas las cintas hasta ese momento… tras la primera y la segunda, llegó a mis manos, recién salida a VHS, este tercer largo y, sin dudas, quedé maravillado, ya que lo encontré superior a los anteriores en todos los aspectos relevantes: una dirección más jugada en cuanto a la confusión de realidad y fantasía, un guión simple (con algunos yerros) pero sin mayores pretensiones, lo que hace pasar un buen rato, actuaciones de nivel suficientes (ni mucho ni poco), una acertada banda sonora (del genial Angelo Badalamenti, colaborador habitual de David Lynch), un personaje central más protagonista que dejaba de lado, en parte, su lado misterioso y oculto, para dar paso a un rol más expuesto e irónico, con el humor negro a flor de piel y taquillero como el solo… claro está que este último aspecto es un doble filo, pero en esta entrega los tintes soterrados de una historia de vida sórdida dieron el equilibrio perfecto a un relato más sobrenatural que los anteriores…
Nancy vuelve a aparecer, esta vez convertida en experta en sueños, para ayudar a los últimos jóvenes de la calle Elm, que presos de sus deseos por evitar dormir han llegado a trastornos límite y han sido trasladados a una clínica especializada… será allí donde Nancy se enfrentará a Freddy nuevamente y tratará por todos los medios de librar a estos muchachos de las garras de este demonio… para ello, potenciará un aspecto que sus años de experiencia le han marcado como importante: en cada pesadilla es posible desarrollar un poder especial… los jóvenes entonces seguirán el camino trazado pero habrá otro elemento que deberán develar y este estará ligado con el pasado de quién fue en vida Freddy Krueger desde su concepción…

LA MEJOR ENTREGA DE LA SAGA POR SU HALO FANTASMAL Y POR LO SURREALISTA DE LAS PESADILLAS QUE PROPONE…