jueves, 19 de febrero de 2009

NEKROMANTIK 2 (Jorg Buttgereit, 1990)












NEKROMANTIK 2


AÑO: 1990
PAÍS: ALEMANIA
DIRECCIÓN: JORG BUTTGEREIT
PRODUCCIÓN: MANFRED O. JELINSKI
PROTAGONISTAS: MONICA M, MARK REEDER, EDDI ZACHARIAS, BJOERN ZIELASKOWSKI.


ARGUMENTO:

Secuela de la excelente NEKROMANTIK de 1987, que aunque es un filme independiente en cuanto a la historia, igual tiene un punto de conexión con su predecesora… Mónica es una enfermera que vive sola y está completamente obsesionada con los cadáveres. A través de los diarios se entera de lo que sucedió con Rob, protagonista de la primera, y su escabrosa muerte al enterrarse un cuchillo en el estómago mientras eyaculaba copiosamente alcanzando un orgasmo sostenido… esta atractiva mujer entonces, roba desde el cementerio el cuerpo de Rob y se lo lleva a su departamento para tener sexo, tomarse fotografías románticas con él y más tarde trozarlo para guardar los restos del pene en el refrigerador… en eso conoce accidentalmente a un tipo que trabaja en el doblaje de películas porno, quien, desconociendo los particulares gustos de Mónica, se entrega en un amor romántico sin dimensionar las consecuencias…


COMENTARIO:

Genial película de Buttgereit, si la primera era excelente, esta es superior y por varias razones: se nota el mayor presupuesto, momentos más fuertes y chocantes y una protagonista más audaz en relación a mostrarse a superar los límites de la primera. A la gran cantidad de problemas que Buttgereit tuvo en el estreno de NEKROMANTIK, en esta segunda entrega los problemas se multiplicaron, ya que su estreno se retrasó un tiempo y también sufrió de persecución por parte de las autoridades germanas, las que confiscaron casi la totalidad de las copias… por suerte no todas, y es así como NEKROMANTIK 2 vio la luz allá por 1991… cosechando polémicas y mayor arrojo a la hora de encarar un tema tan puntilloso como la necrofilia, es decir, joder con los muertos y mientras más fresco esté el finado mejor…
El guión cuenta la historia de Mónica, una solitaria enfermera que no puede controlar su deseo de follar con cadáveres, su atracción por la muerte se evidencia sin disimulos, ya que durante la película, ella le muestra un álbum de fotografías a su novio donde aparecen algunos familiares después de su deceso, así como tiene actitudes que despiertan la extrañeza del sujeto, cuando ella le pide que no se mueva mientras hacen el amor o lo cuelga para tomarle fotografías como cuerpo faenado… ella se entera de la muerte de Rob, el protagonista de la primera, y sustrae su cadáver del cementerio… como nota simpática, en un momento del metraje aparece Betty, la pareja de Rob, para sacar el cuerpo también, aunque se decepciona al darse cuenta que no está… bueno, punto aparte, volviendo a la historia de la peli, Mónica se vuelve loca jugueteando sexualmente con Rob hasta que decide trozarlo y esconder su pene en el refrigerador, para que se mantenga… ahí conoce a un sujeto que dobla películas porno y cuya novia lo deja plantado en la puerta del cine… paradójicamente se encuentra con Mónica e inician una relación muy romántica, se les ve en plazas y parques de diversiones muy acaramelados y felices, pero… el sujeto va sospechando de su angelical novia cuando esta lo obliga a quedar quieto al momento de follar o cuando le muestra un álbum de fotos de muertos… para el colmo, la descubre viendo una película, junto a unos amigos, donde se muestra la muerte y descuartizamiento de las focas… él le pregunta si goza con lo que observa, pero ella muy desprejuiciada le responde que más chocante son las pelis porno… el final es de antología y da pie para una tercera parte de la que mucho se ha hablando y todavía tiene a los fanáticos de la saga con el cogote así de largo…
Técnicamente es superior a la primera y el guión, sin pretender algo más, se centra en la degradación mental de la protagonista, una mezcla de sufrimiento angustiante y goce pleno…la fotografía otorga al metraje una sensación de enfermedad y desquiciamiento propio de los filmes de Buttgereit…un mérito indesmentible…
A mí se me representa más allá de la necrofilia en sí, como los comportamientos e ideas que ocultamos para no ser reprochados socialmente… UNA BUENA PELÍCULA QUE TODO FANS DEL TERROR FANTÁSTICO DEBE VER…


UNA GRAN MUESTRA DE QUE LOS LÍMITES EN EL CINE DEBEN SER PULVERIZADOS… UNA PELÍCULA DIMENSIONAL QUE NO DEJA INDIFERENTE…