martes, 17 de febrero de 2009

REBECA (Alfred Hitchcock, 1940)











REBECA


AÑO: 1940
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: ALFRED HITCHCOCK
PRODUCCIÓN: DAVID O. SELZNICK
PROTAGONISTAS: LAURENCE OLIVIER, JOAN FONTAINE, GEORGE SANDERS, JUDITH ANDERSON, GLADYS COOPER, NIGEL BRUCE.


ARGUMENTO:

Un maduro y viudo millonario inglés (Maxime de Winter) pasa sus vacaciones en Montecarlo, al sur de Francia, donde conoce a una joven dama de compañía de una mujer aristócrata. El flechazo es inmediato, ya que Maxime se deja encantar por la ternura y carisma de la joven, la que a su vez, se enamora perdidamente de él y de lo que proyecta… el problema es que Maxime amó mucho a su primera esposa, de nombre Rebeca, la que se va decantando a lo largo de la película como el personaje más fuerte y con mayor presencia… él no puede sacarla de su mente, ya que todos los sirvientes de su mansión (Manderley), encabezados por la misteriosa y fuerte personalidad de la ama de llaves (Sra. Danvers) se la recuerdan al mantener las costumbres, los decorados y las normas que habían cuando Rebeca estaba viva… es decir, Rebeca ejerce su protagonismo con más potencia, lo que apoca aun más la timidez de la joven nueva señora, quien no podrá evitar compararse con la difunta mujer y su atractiva imagen…


COMENTARIO:

Primera película de Hitchcock al llegar a Estados Unidos, con algunos largometrajes ingleses destacados como ASESINATO (1930), 39 ESCALONES (1935) y SABOTAJE (1936)… y que manera de debutar, REBECA es una cinta de drama, suspenso, terror y tensión psicológica producida por David O. Selznick (LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ) que hoy es todo un clásico y referente dentro del género fantástico… su historia comienza con un relato dramático con tintes románticos y poco a poco se va desplegando en una peli avasalladora a la hora de crear suspenso y de desarrollar personajes con sus trancas psicológicas y miedos ocultos… REBECA posee dos capas: la exterior, que cuenta la historia de amor del millonario Max de Winter y de una joven inocente y su vida en la gran mansión de Manderley donde Max había compartido sus mejores momentos junto a su primera esposa Rebeca… la capa interna, se desliza a través de los personajes secundarios, los cuales ejercen una mortal fuerza psicológica en contra de la joven nueva dueña de casa, al mantener vivo el espíritu de la difunta Rebeca… especialmente en lo que respecta al papel que juega la enérgica ama de llaves (Sra. Danvers), quien no trepida en continuar ejerciendo su poder controlador para que toda la mansión quede congelada en el tiempo, de la manera exacta a como estaba cuando vivía Rebeca… sobre todo el lugar más terrorífico de la mansión: el dormitorio de Rebeca… es allí donde se desarrollan las escenas más geniales y turbadoras de la película, cuando la joven esposa conoce el lugar, perfectamente bien conservado por la Sra. Danvers, cuando le habla susurrante al oído, incitándola al suicidio o el momento final de la ama de llaves en la habitación convertida en un verdadero infierno… además otros personajes secundarios van retratando otros aspectos desconocidos de Rebeca, lo que va develando misteriosas verdades que derivarán en un shock inevitable para la pareja central…
Gran trabajo visual de Hitchcock, con un magnífico sentido del tiempo narrativo a través de planos sugerentes y envolventes, la fotografía en blanco y negro que ganó un oscar, las interpretaciones magistrales y la banda sonora que se transforma en un personaje más… todo ello hace de REBECA UNA OBRA MAESTRA (ganó el oscar a mejor película), ALGO DESCONOCIDA DE HITCHCOCK, PERO QUE FUNDAMENTA CON CRECES SU CATEGORÍA FÍLMICA…
Al verla me recordó mucho a VÉRTIGO Y PSICOSIS, con la presencia de personajes muertos pero latentes y la degradación mental que ejercen en los protagonistas vivos… un antecedente válido y manejado con sutil maestría…


OBRA FUNDAMENTAL E INMORTAL…