domingo, 15 de febrero de 2009

EL BEBÉ DE ROSEMARY (Roman Polanski, 1968)













EL BEBE DE ROSEMARY


AÑO: 1968
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: ROMAN POLANSKI
PRODUCCIÓN: WILLIAM CASTLE
PROTAGONISTAS: MIA FARROW, JOHN CASSAVETES, RUTH GORDON, SIDNEY BLACKMER, MAURICE EVANS.


ARGUMENTO:

Una joven pareja (actor y dueña de casa) deciden mudarse a un antiguo edificio- departamento (edificio Bramford en Manhattan) para buscar nuevos horizontes, máxime que ahora serán padres… todo parece perfecto, dan con el departamento ideal y los vecinos parecen ser gente tranquila… pero Rosemary comienza a sospechar sobre la aparente tranquilidad del lugar al escuchar cánticos y rezos extraños provenientes del departamento contiguo, así como de la repentina buena racha de su marido, al que luego de un periodo de cesantía le llueven los trabajos… además conoce a los Castevet, una pareja de ancianos que se muestran atentos y bondadosos, pero que guardan muchos secretos que enlazan los acontecimientos que va viviendo… sólo cuenta con la amistad de Hutch, un tipo mayor y bastante perspicaz que la ayudará a unir los cabos sueltos y a desentrañar un relato que gira en torno al satanismo y a la influencia de éste en la sociedad moderna…


COMENTARIO:

Película maldita de Roman Polanski (conocida como LA SEMILLA DEL DIABLO o ROSEMARY'S BABY) que causó polémica al momento de su estreno y que sigue levantando polvareda con el paso de los años… desnudó la gran influencia que tienen las sectas y grupos alternativos (algunos satánicos) sobre las necesidades espirituales del hombre de hoy, mediante sus oscuros conjuros y ritos negros, llenos de magia y fanatismo… además cabe recordar que esta peli fue la que le dio el sello de maldito a Polanski ya que se aduce que esta cinta fue la que influenció a Charles Manson y su secta para perpetrar el horrible crimen de la mujer del director, Sharon Tate y algunos amigos en la propia residencia del realizador, incluso se habló de que Polanski recibió cooperación del mismísimo Anton LaVey, líder y fundador de la iglesia de Satán y creador de la biblia negra… mitos que rodearon y rodean al filme que ya está instalado dentro de las grandes producciones de terror de la historia.
El argumento se centra en la historia de Rosemary, una tranquila dueña de casa que se muda a un departamento en el edificio Bramford junto a su mediocre esposo y actor Guy… allí conoce a los Castavet, una pareja de viejos que se muestran muy amables y que se hacen habituales en la vida de la joven pareja… pero Rose sospecha de que no todo lo que se muestra es la verdad, ya que al cordial comportamiento de los Castavet se le unen detalles que hacen tambalear su correcta imagen, por ejemplo, en el departamento de ellos hay espacios vacíos de cuadros que han sido escondidos, así como algunas noches escucha el canto y los rezos de personas en dicho departamento… no todo encaja, además una muchacha que vivía con ellos se suicidó en extrañas circunstancias… pronto y con ayuda de su amigo Hutch, Rosemary descubrirá que detrás de esa fachada de amabilidad se esconde una secta diabólica capaz de querer utilizarla con fines malignos, puesto que al poco tiempo queda embarazada y su esposo comienza a ver mejores perspectivas laborales…
EL BEBÉ DE ROSEMARY es un clásico genial… una magnífica experiencia sensorial que el espectador agradecerá… una excelente dirección de arte, convincentes actuaciones, una fotografía rabiosa y una banda sonora de alto nivel, dan el marco a una dirección talentosa de Polanski que maneja el suspenso como pocos… el guión posee varios vuelcos que lo hacen atractivo con imágenes oníricas tormentosas y escenas donde el filo del cuchillo de Rosemary pasa volando por nuestras sienes…
Sin escudriñar demasiado en el final de la película, diré que es una cinta imperdible y digna del mejor Polanski… junto con la degradante REPULSIÓN y la fatídica EL INQUILINO, conforman una trilogía maldita sobre la debilidad de la razón humana y sus insospechadas consecuencias…
Este filme lo visioné por primera vez en un internado donde trabajaba mi padre, en plena época de verano, es decir, en la más completa soledad… todo un hall para mí solo y para esta peli que me trastornó por mucho tiempo… su infantil melodía, su macabra historia desarrollada en un clima asfixiante y su golpeador final, aun sobreviven en el sótano de mi mente cinéfila carroñera de placer…


UNA PIEZA MAESTRA QUE JUSTIFICA SU MALDICIÓN Y DEJA PENSANDO SOBRE LA REALIDAD Y VERDAD DE LOS OCÉANOS ESPIRITUALES Y PSICOLÓGICOS QUE DUERMEN JUNTO A NOSOTROS, CADA NOCHE, SIN DEVELAR SU PROFUNDIDAD…