lunes, 19 de enero de 2009

AL FINAL DEL ESPECTRO (Juan Felipe Orozco, 2006)












AL FINAL DEL ESPECTRO


AÑO: 2006
PAÍS: COLOMBIA
DIRECCIÓN: JUAN FELIPE OROZCO
PRODUCCIÓN: JUAN FELIPE OROZCO, ALEJANDRO ARANGO
PROTAGONISTAS: NOELLE SCHONWALD, KEPA AMUCHÁSTEGUI, SILVIA DE DIOS, JULIETH RESTREPO, MANUEL JOSÉ CHÁVEZ, CARLOS SERRATO.


ARGUMENTO:

Una joven mujer (Vega) luego de sufrir agorafobia decide encerrarse en el departamento de un edificio lleno de extraños vecinos. La soledad y angustia, desatan en ella un cuadro profundo de depresión y paranoia que raya en la esquizofrenia, la que se acentúa más por la intervención de sus singulares vecinos de piso: una alterada y alcohólica mujer de nombre Carmen que vive junto a su hija Tulipán que guarda en su interior una aguda crisis existencial, además, en otro departamento, está un hombre de intimidante comportamiento que vive con su perro… alejada de su trabajo y familia, Vega cae en una espiral sin sentido donde afloran espectros fantasmales que la acechan, ruidos atemorizantes e historias del pasado que reviven en su cabeza…


COMENTARIO:

Hay un punto esencial en esta película que me mantuvo atento durante todo el metraje, más allá de los cuidados y efectivos aspectos técnicos y de las esplendidas actuaciones, AL FINAL DEL ESPECTRO es un desfile de seres humanos en el más profundo abismo emocional del que hacen su mundo, es decir, sobre la base de los temores, las angustias, de ese sin-sentido lógico de la vida, ellos elevan los cimientos que mantienen en pie su existencia… esto los transforma en meros zombies al igual que a todos nosotros… Juan Felipe Orozco, su realizador, se manda una película bien estructurada, que bebe de vertientes orientales (EL ARO, EL GRITO), así como de grandes películas que han abordado la temática de la locura en proceso de erupción, como SANTA SANGRE de Alejandro Jodorowsky, REPULSIÓN Y EL INQUILINO de Roman Polanski e inclusive EL RESPLANDOR de Stanley Kubrick, donde la locura daba paso a las alucinaciones vívidas del protagonistas… del modelo oriental, Orozco utilizó los elementos estéticos para dar vida a un filme claustrofóbico, ensimismado, con una fotografía deslavada que hace resaltar los colores fuertes y distorsiona la realidad de la protagonista, además toma la herramienta del Video para generar espacios lúdicos dentro del hoyo existencial que se respira, a través de recurrir al juego de una dimensión paralela, con el afán de Vega por “controlar”, hasta el más mínimo detalle, los espacios físicos y psicológicos, por medio de la instalación de cámaras de video en todos lados… de la influencia mexicana (SANTA SANGRE) se desliza esa capacidad desbordada de la mente humana por crear infinitas realidades, que tiene su origen en los traumas o trabas emocionales, y vivirlas o revivirlas al antojo de la distorsión que somos capaces de generar…
AL FINAL DEL ESPECTRO es un buen punto de partida para este joven director, que ya vendió los derechos a la Paramount Pictures, para hacer un remake de su filme, esta vez protagonizado por Nicole Kidman… volviendo a la peli, el terror es provocado por lo incontrolable de nuestra mente… cada segundo es un devenir horroroso que debemos andar… estamos obligados como esclavos a subsistir… de ahí los fantasmas, las visiones (como la tina llena de sangre), los personajes distorsionados que se presentan con un dejo de agresividad, van volcando a Vega hacia una tumba emocional más que sellada… con un final abierto e irreductible…
El guión, como ya mencioné, se nutre de muchas raíces, lo que impide una claridad con respecto a su sello personal… Orozco se conforma con mostrar una cinta bien hecha (mérito es la optimización de los recursos), exportable y que logra agudizar más la percepción sobre el origen de toda fantasía real: la mente, con la imaginación y creatividad a cuestas… interpretada con mucha pasión, pero que en ningún instante genera lo que llamo TERROR-FÓRMULA, no existen los sobresaltos (salvo en los propios protagonistas), ya que mientras corría el metraje pensaba “que mierdas de lecturas tiene la mente humana… si acaso todos somos la protagonista y nos fuerzan a este macabro jueguito llamado vida racional, con sus creencias, leyes, normas y reglas establecidas… con todo el panorama extendido y no permitiendo ir a ningún sitio…”, de ahí que el poder crítico y el trabajo que hagamos de nuestra imaginación (creatividad) sea un pasaporte desconocido pero deseado…

LA RECOMIENDO POR LA TEMÁTICA Y LO CORRECTAMENTE FILMADA… SEGURO QUE LA MUJER QUE ME VENDIÓ EL DIARIO, ESTA MAÑANA, ESTABA VIVIENDO SU PROPIA PELÍCULA O ESE CONOCIDO QUE NO VEÍA HACE TIEMPO O MI PROPIA FAMILIA O ESE QUE SE REFLEJA EN EL ESPEJO DE LOS EDIFICIOS…