lunes, 11 de mayo de 2009

LOS DEPREDADORES DE LA NOCHE (Jess Franco, 1988)














LOS DEPREDADORES DE LA NOCHE


AÑO: 1988
PAÍS: FRANCIA
DIRECCIÓN: JESS FRANCO
PRODUCCIÓN: RENÉ CHATEAU
PROTAGONISTAS: CAROLINE MUNRO, CHRISTOPHER MITCHUM, HELMUT BERGER, TELLY SAVALAS.


ARGUMENTO:

Un cirujano plástico pasea junto a su “pareja”, que es la enfermera jefe de su clínica, y junto a su hermana por el París nocturno… de pronto, en un estacionamiento subterráneo son abordados por una clienta bastante sofisticada que desciende de su vehículo y le lanza al doctor una rociada de ácido, como venganza por el mal trabajo que hizo en su rostro… para bien del doc, su hermana se interpone entre ambos y recibe en su cara este líquido corrosivo el cual le deforma las facciones… poseso de un sentimiento de culpa, el médico decide experimentar en su clínica con tal de encontrar una solución para recomponer el rostro de su hermana, la que deprimida por su situación, se enclaustra en la casa del hermano, sumida en una profunda depresión… es así como el doc, la enfermera y un empleado con serias deficiencias mentales urden un plan que consiste en secuestrar a lindas jóvenes para experimentar con su piel y así lograr transplantar la cara de una de ellas en su hermana, pero ante varios intentos fallidos recurre a un médico nazi, experto en este tipo de intervenciones que gustoso trabajará para él… con lo que no contaba el médico era que una de las plagiadas resultó ser la hija de un influyente hombre de negocios en Estados Unidos, quien mandará a París a un investigador privado para que encuentre a la muchacha cueste lo que cueste…


COMENTARIO:

Cuando visioné este filme, les prometo que ni me fijé en el director, la cosa que es me lancé a verlo cerca de la medianoche y reconozco que lo disfruté bastante… la historia no tenía grandes rasgos de originalidad pero poseía una dinámica entretenida y contaba con elementos interesantes y esenciales para una cinta de terror y suspenso, como: una trama desquiciada, personajes retorcidos y sin escrúpulos, escenas gore y eróticas bien marcadas y aspectos técnicos en último caso aceptables… todo confluyó muy bien y al cabo de la hora y media que dura la película, sentí una buena sensación aun cuando, y a ojo sin esfuerzo, se podían deslizar varios puntos flojos y endebles, tanto de guión, de dirección y actuaciones (lamentable es la aparición insulsa de Telly Savalas)… el argumento, como lo mencioné, se centra en la obsesión de un médico por encontrar el rostro perfecto para devolverle la belleza a su hermana, la que vive recluida en una habitación de su casa, debido a que, producto de su rostro deforme por las quemaduras de ácido, le es imposible ser atractiva a alguien… para ello, toma su clínica privada como laboratorio y con la estrecha colaboración de la enfermera jefe (su pareja) y un limitado mental, se especializan en raptan jóvenes (preferentemente prostitutas) que luego de follárselas hasta la orejas, las someten a una serie de experimentos para comprobar lo apto de su piel para ser transplantada al rostro de su acongojada hermana... lo que le da más condimento a la historia es la irrupción de un investigador privado que es contratado por el padre de una de las chicas para averiguar lo que sucedió con su hija…
El filme transcurre casi en su totalidad entre la clínica y las discoteques que es donde concurren a secuestrar muchachas, por lo que las locaciones son limitadas, pero el director (Jess Franco) consigue mantener la atención del espectador, principalmente por algunas escenas, por ejemplo:
-Cuando muere, producto de una jeringa enterrada en uno de los ojos, una interna dentro de la clínica quien era la única que sospechaba de los ilícitos que se cometían dentro.
-Cuando contratan a un tipo para que se acueste con la ardiente hermana del doctor, la que esperaba en baby doll sobre la cama y con una máscara para no ser descubierta… claro que en un momento de descuido el sujeto le arrebata la careta y se entera de la verdad, siendo asesinado con un par de tijeras clavadas en la nuca…
-El momento en que el sujeto deficiente mental que ayudaba al doctor taladra la cabeza de una muchacha encerrada en un armario.
-Las operaciones en el quirófano mientras se les extrae la piel del rostro a dos mujeres mientras están vivas…
-El final claustrofóbico de dos de los protagonistas que igual impacta por su crudeza… aunque la escena final del millonario preparando el viaje a París está demás y sólo sirvió para darle inútil pantalla a "Kojak"...

Como mencioné con anterioridad, el filme pertenece al inestable Jess Franco, que se caracterizó por la nula capacidad de una narración coherente y por tender al impacto fácil con altos contenidos de violencia y sexualidad… pero en esta cinta, a pesar de los yerros del guión, el largo se digiere sin tanta dificultad e incluso entretiene… no es una gran película de terror pero les prometo que se la pasarán bien…

FILME CON LIMITACIONES PERO QUE ENTRETIENE Y CUENTA CON ALGUNAS ESCENAS ATRACTIVAS…