lunes, 5 de octubre de 2009

ANTICHRISTO (Lars Von Trier, 2009)



















ANTICHRISTO


AÑO: 2009
PAÍS: DINAMARCA
DIRECCIÓN: LARS VON TRIER
PRODUCCIÓN: META LOUISE FOLDAGER
PROTAGONISTAS: WILLEM DAFOE, CHARLOTTE GAINSBOURG.


ARGUMENTO:

Una pareja sufre el más terrible de los males: la pérdida de su único hijo en medio de un accidente casero a raíz del descuido de sus propios progenitores… este suceso causa en la madre una profunda depresión culpable, la que es tratada por el esposo, quien además es psicólogo… para mantenerla alejada del “mundo”, en un lugar de total tranquilidad, el sujeto la lleva a una cabaña en medio de un frondoso bosque, que el verano anterior había sido visitado por la mujer y su hijo… pero en vez que aportar a su paz, el entorno la sume mucho más en su crisis, desatando su enajenación a niveles desbordantes, lo que se constituye en una catarsis salvaje de la razón humana…


COMENTARIO:

Lars Von Trier es un creador muy particular… ya lo conocemos de su reconocida trilogía EUROPA, BREAKING THE WAVES, DANCER IN THE DARKNESS y THE IDIOTS… todas obras singulares tanto en su concepción visual como en sus argumentos llenos de dolor y sufrimiento en busca de una redención que nunca llega… en esta ocasión, el fundador del movimiento DOGMA 95, nos presenta ANTICHRIST, un filme que se estrenó en el pasado festival de Cannes con disímiles críticas y opiniones por parte de los especialistas y los espectadores… pero ¿da para tanta polémica un filme como este?... ante todo hay que señalar que la película es un cofre hermético que se abre con diferentes llaves… estas llaves son la racionalidad y la irracionalidad de cada uno… porque ANTICHRIST es un filme cerrado pero abierto a quien quiera penetrar en el y de paso abrir su propio mundo… teniendo ese dato como información preliminar, debo decir que la cinta funciona como un drama existencial donde se van entremezclando diversos temas como la dependencia afectiva, la sexualidad, la culpa-razón, la espiritualidad, violencia y la locura… claramente se me debe escapar alguna temática ya que como he dicho, el filme está planteado para que cada uno tome su propia llave e ingrese por donde le parezca… ahora, el tratamiento estético de la obra es producto de la enfermiza obsesión de Von Trier por los niveles perceptivos de los seres humanos, la fotografía en penumbras, los encuadres entrecortados, las atmósferas agobiantes, los parlamentos teatrales… en fin, todo cuanto es posible tomar y transformar en una figura simbólica, Von Trier lo toma y lo presenta con una apertura desesperante… porque para que estamos con cosas, a la mayoría de los espectadores de cine masivo, les interesa, como premisa, que la película que ven les entregue todos los caminos posibles y le establezca un hilo conductor despejado… en cuanto al guión y a las actuaciones, diré que la historia está narrada de forma lineal pero con demasiados recursos rimbombantes que terminan por transformar los diálogos en eternos parlamentos lateros y pretenciosos… las interpretaciones, tanto de Dafoe como de Gainsbourg, merecen un reconocimiento, porque lograr dos actores mantener un filme de hora y cuarenta, denso y esquizofrénico, les juro que es para sacarse el sombrero… pero ustedes se preguntarán, ¿dónde está la polémica?... pues claro, más allá de lo que se desliza en el relato, hay escenas explícitas que resultan chocantes incluso para alguien avezado en estas lides, por ejemplo, la secuencia inicial cuando la pareja hace el amor en la ducha mientras el niño queda a la deriva, los momentos dentro de la cabaña y las ocasiones en que el sexo resulta un violento desahogo de la frustración de vivir… es como masturbarse en la soledad del alma… un placer seco… una visita al umbral de la morada de la muerte…
Para los que esperen una cinta de terror tradicional, no es su tiro, ya que el terror en ANTICHRIST está circulando en las venas de los protagonistas y como consecuencia en las de los espectadores…

INTERESANTE PROPUESTA DRAMÁTICA QUE NO LLEGA A LA EXCELENCIA POR SU ESQUEMA DEMASIADO RÍGIDO Y PRODUCIDO… AUN ASÍ, LA RECOMIENDO POR SU VALENTÍA…