lunes, 22 de marzo de 2010

CATARSIS DE TERROR: ABRE LOS OJOS (1997)

REALIDADES IRREALES / IRREALIDADES REALES


En 1995 me enteré de un cineasta que la estaba rompiendo en España, su nombre Alejandro Amenábar, nacido en Chile pero de pequeño radicado en ese país europeo. Su estreno no pudo ser mejor y a través de TESIS, su opera prima, logró una consagración inmediata dentro de la península ibérica y Europa, lo que trajo como resonancia el enorme éxito de esa cinta y posteriormente de una excelente carrera… yo he visto todos sus filmes, la verdad es que me considero un admirador de su trabajo, de cómo ha podido aglutinar una serie de influencias de otras corrientes cinematográficas y otros realizadores, principalmente de la década de los setenta, en un sello propio. Por eso que me es grato presentarles una escena que para mi es el eje de su segunda película, me refiero a ABRE LOS OJOS (1997) con la que fue nominado a numerosos premios Goya y de la que cuatro años más tarde se hizo un remake en Estados Unidos, protagonizado por Tom Cruise.

Esta cinta es una de las más importantes de mi vida, esencialmente por el tema que plantea… ese juego macabro de realidad o ficción… de verdad o mentira… de sueño o pesadilla real… cómo el personaje principal, encarnado por Eduardo Noriega, es sometido cual conejillo de indias a volverse un peón en esta realidad material virtual, donde nada es lo que parece y donde las personas que componían su abrigo afectivo desaparecieron en el tiempo, sin que jamás nada pudiera saber de ellos… eso me angustió bastante y por mucho tiempo, el sólo hecho de pensar que ello, por ejemplo, pudiera sucederme, me caló muy hondo…

Además Amenábar se da tiempo para hacer unos guiños deliciosos al maestro Hitchcock y su gran escena de VÉRTIGO, lo que me pareció sencillamente notable… incluso, si prestan mucha atención sobre el final, cuando César está parado en la cornisa del edificio, le señala al sujeto de la empresa que le había develado el misterio que “no me había acordado, pero tengo vértigo…”, en clara alusión a la monumental obra del inglés…

Pero retornando a la escena, debo decir que el momento de tensión que vive César es devastador… cuando, por primera vez, el personaje representante de Life Extention le insinúa la verdad del cuento haciendo un paralelo entre realidad y ensueño, es muy acojonante… y cuando todos callan… ese silencio ensordecedor es salvaje…

Soy un convencido de que no existe sólo una realidad (como la concebimos) siento que cada uno va viviendo realidades paralelas que chocan o mejor dicho se rozan con las de los demás al momento de interaccionar… por lo que hay tantas realidades como seres humanos… ahora la disyuntiva de cuán verdaderas sean o no esas realidades es un punto muy discutible... personalmente siento más reales, por decirlo de algún modo, a los sueños… porque dicen más de nuestro interior que la realidad externa en que nos movemos…

Como pueden ver, amigazos del FANTASMATADERO, ABRE LOS OJOS es una pieza que me abrazó e hizo el amor conmigo… así de simple y sencillo… y fue una experiencia mortal… orgasmos al por mayor, intensos y siempre presentes…

Algo de eso es lo que quiero compartir con ustedes… ¡acción!...

video