lunes, 9 de marzo de 2009

NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS (Jorge Grau, 1974)















NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS


AÑO: 1974
PAÍS: ESPAÑA-ITALIA
DIRECCIÓN: JORGE GRAU
PRODUCCIÓN: MANUEL PÉREZ GARCÍA
PROTAGONISTAS: ARTHUR KENNEDY, CRISTINA GALBÓ, JEANNINE MESTRE, RAY LOVELOCK.


ARGUMENTO:

George es un anticuario que un fin de semana se le ocurre salir de la gran ciudad apestada por la contaminación e ir en dirección al campo montado en su moto. En la primera parada, en una estación de gasolina, es chocado por el vehículo de Edna, una joven que como él, dispone de los días libres para ir a la casa de campo de su hermana que está un tanto enferma al ser adicta a las drogas… como su moto queda inutilizada, George no tiene alternativa y acompaña a Edna en su viaje, sin sospechar que pronto se verán envueltos en una sórdida historia de zombies, los que están volviendo a la vida al ser “reactivados” por las ondas electromagnéticas que emite una máquina que controla las plagas de los sembrados, sin que nadie se de cuenta…


COMENTARIO:

Jorge Grau, destacado director español incursionó en el cine de terror español en dos producciones que hoy en día son verdaderos clásicos dentro del fantástico: la primera fue en 1972 y se llamó CEREMONIA SANGRIENTA, donde revivía el mito de la condesa Bathory y su conocido gusto por el vampirismo…la segunda cinta referida al género fue NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS (1974) que realizó en co-producción con Italia y que se filmó en Inglaterra… una rara mezcla que dio como resultado uno de los filmes de zombies más recordados de los setenta… la historia se centra en los que le ocurre a la pareja compuesta por George (un hippie dueño de una tienda de antigüedades) y Edna, una joven mujer que va camino a visitar a su hermana drogadicta que vive en el campo… en esa travesía, Edna es atacada por un hombre al que todos los vecinos del sector dan por muerto… es allí donde la pareja comienza a sospechar de lo misterioso del hecho y de la relación que se existe entre la aparición de este muerto viviente con las ondas electromagnéticas que emite una gran máquina que pertenece al Ministerio de Agricultura y que se está implementando para contrarrestar las plagas de insectos en los sembrados. Es así como los muertos se multiplican y sólo George y Edna deben hacer frente a este peligro, ya que la policía, encarnada en un viejo y tozudo detective, no da credibilidad a la historia contada por ambos, argumentando que “no puede creer en la versión de tipos que son hippies y drogadictos”… el filme establece claramente la pugna entre la autoridad y la libertad, personificadas en el detective y el joven hippie… hay una lucha rebelde que se transformará en cuento aparte y que tendrá mucha incidencia en el desarrollo de la película…además Grau hace un fuerte reclamo ecologista sobre el contraste de lo que sucede en la ciudad y en el campo, donde la contaminación está llegando a todas partes con la excusa perfecta de la tecnología… técnicamente, el filme es muy bueno: buenos efectos, excelente maquillaje, momentos angustiantes y terroríficos y destacada fotografía… además el argumento de la peli es creíble y con un baño de crítica propia de la influencia del maestro Romero y LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES (1968), aunque por momentos está crítica llega a ser demasiado didáctica y esquemática…
No puedo dejar de destacar el ataque de los muertos en el mausoleo del cementerio, así como el nivel de agresividad manifiesta en los bebés del hospital del sector cuando una enfermera es arañada por un recién nacido y la secuencia final en el hospital…
Grau nos entrega una película de buen nivel que no siendo una obra maestra, sí está a la altura de los clásicos de la época. El filme obtuvo gran aceptación de críticas en su momento, así como destacables premios internacionales.

RECOMENDABLE SIN DUDAS… UNA CINTA AUSTERA PERO DE GRAN CATEGORÍA…