jueves, 12 de marzo de 2009

METRÓPOLIS (Fritz Lang, 1927)
















METRÓPOLIS


AÑO: 1927
PAÍS: ALEMANIA
DIRECCIÓN: FRITZ LANG
PRODUCCIÓN: ERICH POMMER
PROTAGONISTAS: BRIGITTE HELM, GUSTAV FROHLICH, ALFRED ABEL, RUDOLF KLEIN-ROGGE.


ARGUMENTO:

Película de ciencia ficción alemana basada en la novela de Thea Von Harbou y dirigida por el cineasta Fritz Lang, que es todo un ícono dentro del género fantástico. La historia se ambienta en el año 2026 y versa sobre una gran metrópolis dirigida por los intelectuales y poderosos pero cuyo funcionamiento está circunscrito al trabajo duro de la clase obrera quienes viven en el subterráneo. Allí se desata una lucha de intereses que sólo es consensuada por el hijo del mandamás de la ciudad, el que se percata de las condiciones paupérrimas en las que sobreviven los trabajadores y se rebela en contra de su origen… el joven además se enamora de una carismática mujer de nombre María, quien ayuda a los pobres, manteniéndoles viva la esperanza sobre un futuro más justo… ella dice “pronto vendrá el que será el mediador para que se respeten sus derechos… el padre del joven, lleno de ira, recurre a un científico loco para que a través de un robot, con la capacidad de personificar a cualquier persona, incite a los trabajadores a una rebelión que le de pié para aniquilarlos… al final todos comprenderán que “el único mediador entre la razón y la acción es el corazón…”


COMENTARIO:

Una verdadera joya del cine… en realidad es por esta clase de películas por las que el cine es EL GRAN ARTE DE LA HUMANIDAD… en él se condensa una imaginería de deseos, frustraciones y realidades… el ser humano da rienda suelta a todas las dimensiones posibles y por medio de la creatividad las plasma muy cercanas a la realidad que creemos verdadera… en lo personal, siento que no existe una realidad por sobre otra, así como también respeto la compuerta al mundo que todos llevamos y que nos ofrece mundos totalmente disímiles unos de otros… pues bien, debo señalar que el visionado de METRÓPOLIS fue una magnífica experiencia… hay que tener en claro que estamos frente a una cinta que data de 1927, en los albores del cine, y que posee una fuerza de expresión que la mantienen más viva que nunca… desde el punto de vista técnico, la peli es impresionante… la dirección de Lang es clara y grandilocuente, narra de manera brillante la historia de amor perdido entre la humanidad allá por el 2026… imagínense la aventura de escribir un guión sobre el futuro (tema enigmático) y plantear el colapso de la raza humana transformada en verdaderos robots (porque en realidad los únicos robotizados en la cinta son las personas), donde no hay sentimientos, tolerancia ni respeto… Lang construye un guión en la que el aspecto visual es imprescindible para retratar la frialdad de los seres pensantes… la puesta en escena tiene un ritmo aceptable que incluso hoy no deja varado a nadie… como afirmé, el guión es preciso y jugado, y la escenografía que acompaña la narración es de alto vuelo: los inmensos rascacielos, plagados de carreteras en altura y aviones, los decorados (del subterráneo, la casa del científico, los parques, las calles, escenas tan perfectas como la de los obreros tras los relojes) en su totalidad son de una meticulosidad encomiable y trascendente, como consecuencia, los efectos especiales son bellísimos y sobrecogedores, en especial la representación del robot, una verdadera obra maestra … la fotografía también cumple un rol importante, ya que por algo METRÓPOLIS es uno de los más fuertes símbolos del expresionismo alemán, a través del contraste luz-sombra, que refleja la psicología de sus personajes…la actuación es otro punto a considerar, puesto que cumplen con la carga dramática que posee la historia y la trasuntan con energía…
En otro aspecto determinante, el filme nos presenta un profundo contenido humano, donde sólo la posibilidad de saber escuchar, comprender y aceptar, es la clave para que la humanidad funcione y se desarrolle con un buen norte… Lang despliega la historia tomando en consideración el ordenamiento social imperante a través del marxismo, dos clases sociales: ricos y pobres, cuyo equilibrio aparente pasa por que un bando es el que sostiene al otro sin poder sacudirse la subyugación… pero Lang no se casa con lo uno ni lo otro, ya que por un lado, proyecta este orden pero también lo critica sobre el final de la película, señalando que los excesos son malos y nocivos (hay un planeamiento social y moral muy marcado)… además la cinta toma en algunas secuencias un pensamiento más bien religioso sobre la venida de un salvador que aunará a ambos grupos en un nuevo orden...
METRÓPOLIS es una película con variadas lecturas, todas válidas y diversas, y es ese el punto más favorable que destaco… un argumento trascendente que sin dudas está más presente en nuestra sociedad…

UN CLÁSICO OBLIGADO… DELIETE VISUAL Y POTENCIA DE CONTENIDO…