viernes, 3 de julio de 2009

HISTORIAS DE TERROR (Roger Corman, 1962)















HISTORIAS DE TERROR


AÑO: 1962
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: ROGER CORMAN
PRODUCCIÓN: ROGER CORMAN
PROTAGONISTAS: VINCENT PRICE, PETER LORRE, BASIL RATHBONE, DEBRA PAGET, MAGGIE PIERCE, LEONA GAGE, JOYCE JAMESON.


ARGUMENTO:

Tres historias de terror y suspenso basadas en relatos de Edgar Allan Poe, es lo que nos presenta Roger Corman en estos cuentos macabros llamados: MORELLA, EL GATO NEGRO y EL CASO DEL SEÑOR WALDEMAR… donde se mezcla el horror clásico con tintes de humor negro, surrealismo, fantasmas, dimensiones paralelas, etc, toda una gama de recursos fílmicos y narrativos que Corman lleva a la pantalla con solvencia e inteligencia. MORELLA cuenta la vida de un viejo hombre (Price) que vive “preso” en su antigua mansión a orillas del mar, que recibe la visita de una enigmática joven que resulta ser su hija a la que no veía desde hacía 26 años. Al principio se produce un rechazo por parte del padre, explicado por la relación que el sujeto establece entre el fallecimiento de su esposa (a la que tiene en su dormitorio) y el nacimiento de su hija, pero que más tarde deriva en afecto, el cual no sentía desde hace mucho… el cuento es que esta conexión padre-hija es lo que hace resucitar a la madre, la que tiene en mente una cruel venganza… EL GATO NEGRO, es la segunda entrega de Corman y la más jocosa, un viejo alcohólico (Lorre) está acostumbrado a dar malos tratos a su joven y bella esposa y a su mascota que es un gato negro, además de robarle el dinero obtenido con mucho esfuerzo, por parte de ella, gracias a sus trabajos de costura… como es de esperar, todo lo que le sustrae lo gasta en una cantina sin el mínimo peso de conciencia, hasta que conoce a un refinado catador de vinos (Price) del cual se hace amigo (en una escena magistral) y al que invita a su casa… ¡grave error! Ya que este hecho será el gatillo para que su mujer encuentre en ese simpático personaje el afecto negado por su esposo… al darse cuenta de los acontecimientos, el viejo planea ajustar cuentas de una manera brutal sin medir las fantasmales consecuencias… EL CASO DEL SEÑOR WALDEMAR narra la historia de un buen hombre (Price) que al enterarse de la proximidad de su muerte decide dejarse hipnotizar por un misterioso investigador de sucesos paranormales (Rathbone) el que le pide hacerlo justo en el instante previo a exhalar el último aliento… a pesar de que su esposa y médico de cabecera le aconsejan lo contrario, el hombre cumple con lo pactado y entrega a este investigador sin sospechar las nefastas sorpresas con que se encontrará más allá de la muerte…


COMENTARIO:

La verdad es que en el argumento me extendí demasiado con respecto a cada capítulo de esta película y es que Roger Corman logra construir tres relatos independientes, atractivos y llenos de atmósfera… sin duda que Corman nunca se caracterizó por ser un realizador de grandes producciones pero siempre se caracterizó por hacer mucho con muy poco… en este caso, esta cinta refleja fielmente este precepto y constituye un interesante acercamiento a la obra del escritor Edgar Allan Poe, del cual Corman era admirador… de prueba está que durante los sesenta, se abocó a concretar varios proyectos donde el literato era el eje central… pero bien, centrándonos en HISTORIAS DE TERROR debo señalar que cualquier comentario tiene que, por obligación, ceñirse a lo determinado de la historia, ya que en sí, la película es un conjunto de cortometrajes, sin lineamientos de conexión aparente (salvo que son producto de la mente fantástica de Poe) pero que giran en torno al gran tema de la muerte… no menos atractivo… ahora, el tenor de cada capítulo es totalmente diferente… en MORELLA la historia se basa en la relación padre-hija y se presenta como tormentosa y llena de odio… eso en los primeros minutos, pero después, cambia abruptamente y la ternura y amor de ambos seres termina por derrumbar años de frustración y resultan ser la campana de alerta para la figura de la madre, la que tenía preparada una venganza de aquellas… esta entrega está bien filmada, con una introducción de suspenso (mientras ella recorre la casa), un cuerpo de drama (discusión afectiva entre padre e hija) y un desenlace de terror (con la intervención de la madre), es entretenida y está muy bien ambientada (decorados, música, fotografía, actuaciones) pero la así como mencioné la capacidad de Corman para manejarse con pocos recursos (hay escenas memorables como el primer recorrido por la casa que hace la hija, cuando la madre toma posesión del cuerpo de la hija y el enfrentamiento final entre el angustiado padre y su amada mujer) , eso también le juega en contra en algunos pasajes de la historia, haciendo que algunos efectos sean risibles y le resten potencia a la narración (como la primera aparición fantasmal de la madre y los efectos del fuego devastador en la casa). Estoy convencido que no es una obra de alto vuelo pero sí es valiosa en cuanto estilo narrativo sobrio y generador de ambientes inquietantes y tenebrosos… en EL GATO NEGRO, Corman apuesta por una historia con ingredientes más humorísticos y para ello, logra el complemento ideal entre Vincent Price como el amanerado catador de vinos y de Peter Lorre en la piel de borracho esposo que lo único que quiere es beber sin límites… ambos están geniales (sobre todo en la escena en que compiten por ver quién es mejor en la cata de vinos) y eso salva el metraje que se vuelve un tanto tedioso, pero que cuando ingresa en los terrenos de lo sobrenatural se torna atrayente y desconcertante sin perder la chispa de humor… está mejor contada que la primera y remata con un final magnífico aun cuando la secuencia onírica del personaje de Lorre haya sido filmada con el recurso de distorsionar la imagen y hacerla chata… el capítulo final, EL CASO DEL SEÑOR WALDEMAR, es el mejor y sin duda vale la pena pasar por los dos anteriores, ya que Corman se va derechamente por lo fantasmal y misterioso de la existencia humana y nos entrega una historia que deja una interrogante en el aire ¿qué pasaría si segundos antes de morir nos hipnotizaran?...¿qué sucedería con nuestra alma?... pues bien, eso es lo que le ocurre al personaje del maestro Vincent Price, el que por acceder al hipnotismo queda varado entre la realidad y los terrenos del más allá… como un muerto conciente… el final es estremecedor y logra, a pesar de los años, impactar por su propuesta…
Con todo, HISTORIAS DE TERROR es una película con altos y bajos que merece la pena ser vista, porque de todas maneras se disfruta a cabalidad… claramente me recordó LAS TRES CARAS DEL MIEDO de Mario Bava, sólo por su estructura…


UN BUEN FILME QUE ENTRETIENE CON LOS ELEMENTOS CLÁSICOS DEL TERROR DE ANTAÑO Y QUE POSEE ALGUNOS MOMENTOS FÍLMICOS INTERESANTES…