sábado, 1 de agosto de 2009

EL OGRO (Lamberto Bava, 1988)




















EL OGRO


AÑO: 1988
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: LAMBERTO BAVA
PRODUCCIÓN: LAMBERTO BAVA
PROTAGONISTAS: PAOLO MARCO, SABRINA FERILLI, STEFANIA MONTORSI, VIRGINIA BRYANT.


ARGUMENTO:

Una escritora de novelas de misterio decide pasar unas vacaciones en compañía de su esposo e hijo en un solitario castillo en un pueblecito en Italia. El rollo de ella es que desde pequeña ha soñado que es perseguida por un ogro que se encuentra en un sótano, lo que sin duda se ha tornado una determinante para su actual carrera literaria. Es por esto que la similitud del castillo con pasajes de sus pesadillas la comienzan a inquietar y se perjudica la relajada convivencia con sus seres queridos. Poco a poco va reviviendo el trauma lúdico con el ogro, quien se hace cada vez más presente en cada rincón del castillo… la escritora lo siente cerca pero su marido comienza a sospechar que algo malo ocurre en su cabeza. Paralelamente a esto, ella encuentra cierta lejanía en los habitantes del pueblo cercano y sólo traba amistad con otra mujer, quien resulta ser la “única” persona normal en el fantasmagórico entorno…


COMENTARIO:

Desde sus inicios Lamberto Bava se mostró como un cineasta con la película muy clara: se abocaría al cine de terror comercial con ciertos rasgos provocadores que serían el gancho esencial para sus seguidores. Es decir, desde los comienzos haría un distingo efectivo con la obra de su padre (Mario Bava), denotando su sentido más chascón y lleno de excesos.
Famoso por la saga de DEMONS (de la que existen dos filmes), esta entrega llamada EL OGRO, que es una película grabada para la televisión, fue promocionada como la tercera parte, aun cuando nada tiene que ver con esas dos cintas de terror gore… al contrario, EL OGRO es un telefilme pobre y sin ningún aporte creativo que destacar… la historia que gira en torno al trauma-motor de una escritora, no es sino una mediocre muestra de falta de ideas y presupuesto… el metraje no cuenta con muchos actores y se ve como nadan dentro de la hora y media de duración, destacando sus malas interpretaciones y desnudando lo plano del guión, que no ofrece momentos de tensión ni personajes potentes… en ningún momento EL OGRO logra levantar vuelo y sólo se transforma en una narración aburrida y ridícula, sin la chispa ni el ritmo propio de Lamberto. Siento que los lugares físicos no fueron para nada aprovechados y la pésima personificación del ogro (un maquillaje muy burdo) termina por enterrar una cinta sin alma y sin sorpresas.


UNA OBRA PARA EL OLVIDO QUE SÓLO REMARCA LA IRREGULAR CARRERA DE LAMBERTO BAVA… UNA TOTAL DECEPCIÓN…