viernes, 30 de enero de 2009

MIDNIGHT MOVIE (Jack Messitt, 2008)








MIDNIGHT MOVIE


AÑO: 2008
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: JACK MESSITT
PRODUCCIÓN: KACY ANDREWS, LIAM FINN, JACQUES THELEMAQUE
PROTAGONISTAS: ARTHUR ROBERTS, DANIEL BONJOUR, MICHAEL SWAN, REBEKAH BRANDES.


ARGUMENTO:

Un grupo de jóvenes amigos decide acudir al cine a ver una película de culto de los años setenta, cuyo realizador (Ted Radford) se trastornó y terminó en un psiquiátrico. Además han pasado cinco años desde que el director dejó la matanza en la institución médica ya que le fue presentada su propia película como parte de la terapia de recuperación. Al principio todo va bien, hasta que entremedio del filme aparecen imágenes de la realidad donde el psicópata cinematográfico ha cobrado vida y se dispone a transformar a los asistentes en sus próximas víctimas…


COMENTARIO:

Estamos frente a otro estreno de terror que espera tomarse las taquillas y convertirse en un referente comercial… lo que sí es seguro es que esta película gringa pertenece al género de terror, pero ese terror que da el visionar un filme tan deficiente y seriado… un guión tan mula que da bote entre lo irregular y lo funesto… lleno de cabos sueltos y errores de continuidad… no existe progresión ni una historia que merezca la pena ser contada y vista por los espectadores… la dirección es extremadamente deficiente, sin estilo personal y sólo cumple pero sin profundidad… la fotografía es plana y sin contrastes ni relieves significativos que hagan de la producción una pieza visualmente atractiva e interesante de seguir…en cuanto a las actuaciones, no hay mucho que decir, actores malísimos, burdas interpretaciones, les juro que parecen actores amateurs, siempre forzados y atorados… lo mejor es el personaje central pero más que en su actuar en su caracterización: ropa sucia y desgarbada, máscara de calavera, contextura delgada y andar desequilibrado (arrastra la pierna derecha), también vale destacar el arma que utiliza que es una lanza de fierro hecha en espiral que atraviesa y desgarra la carne…los efectos son otro punto irregular, en ocasiones son buenos pero en otras dejan bastante que desear…por ejemplo cuando despelleja la piel de una de las chicas o cuando electrocuta a uno de los sujetos y como contraparte el pésimo maquillaje facial de uno de los jóvenes, cuando el psicópata los tiene atados en una bodega…
A no engañarse, esta no es una película de culto ni va para allá… es una simple película con algunos aceptables momentos gore, mezcla entre LA MASACRE DE TEXAS Y DEMONS, donde se juega con la realidad dentro de un cine y lo que parece ficción cobra vida, así como la ambientación fuera y dentro de la casa del psicópata irradia la inspiración de la peli de Tobe Hooper… pero sin ninguna pasión, a pesar de que dura 80 minutos, éstos se hacen eternos y los bostezos están más que justificados… un engendro sin pies ni cabeza que demuestra escasez de ideas y compromiso…

DÉJENLA PASAR YA QUE NO SE PIERDEN NADA, SALVO 80 MINUTOS DE SU VIDA…