sábado, 18 de abril de 2009

TODOS LOS COLORES DE LA OSCURIDAD (Sergio Martino, 1972)


















TODOS LOS COLORES DE LA OSCURIDAD


AÑO: 1972
PAÍS: ITALIA, ESPAÑA
DIRECCIÓN: SERGIO MARTINO
PRODUCCIÓN: MINO LOY, LUCIANO MARTINO
PROTAGONISTAS: GEORGE HILTON, EDWIGE FENECH, IVÁN RASSIMOV, JULIÁN UGARTE.


ARGUMENTO:

Una mujer (Jane) sufre constantes alucinaciones y pesadillas sobre la pérdida de su hijo durante el embarazo luego de que tuviera un accidente automovilístico junto a su esposo (Richard)… el miedo la ha vuelto insegura y ha hecho emerger algunos problemas psicológicos que están tomando las riendas de su vida, agudizados además por la soledad en que se encuentra debido al absorbente trabajo de su marido… es en este escenario cuando conoce a una extraña mujer que vive en el mismo edificio que se transforma en su amiga y con la cual realiza paseos y sostiene conversaciones sobre lo que pasa en su cabeza… esto gatilla una misteriosa propuesta de parte de su amiga: asistir a una secta donde podrá superar sus problemas, dejando de lado años de visitas al psiquiatra… Jane acepta y concurre junto a la mujer a un castillo a las afueras de la ciudad donde es parte de un ritual sangriento y diabólico, donde ella es la protagonista principal… es a partir de aquí cuando ella comienza a formar parte de este oscuro grupo y se va dando cuenta que las pesadillas estaban recién empezando… a esto se agrega la presencia real u onírica de un extraño sujeto de ojos celestes que la persigue constantemente y que también pertenece al culto satánico…


COMENTARIO:

Ya conocemos el gran aporte que Sergio Martino realizó al sub-género del Giallo, gracias a su talento y visión narrativa donde predominaban una buena historia, excelentes actores y una dirección potente y estimulante… pero no todo fueron giallos en su vida, y es en este punto donde surge esta extraña, interesante e hipnótica película de 1972, que contó con dos de sus actores fetiches: George Hilton y la magnífica y atractiva Edwige Fenech… este filme más que un giallo (aunque tiene algunas claves estructurales) es una maravillosa cinta de suspenso diabólico de que ya habíamos tenido una clara muestra con EL BEBÉ DE ROSEMARY (1968) de Roman Polanski, antecedente válido ya que Martino se inspira en dicha película para crear un largometraje personal y con su sello: intrincada historia llena de vuelcos argumentales, con bellos paisajes y decorados, excelente música y actores de primera línea… y es que TODOS LOS COLORES DE LA OSCURIDAD es un filme que te atrapa del primer minuto y no te suelta hasta el final, con un remate surrealista y abierto que deja un dulce sabor… la historia gira esencialmente en la figura de Jane, una temerosa mujer que vive junto a su esposo o pareja de nombre Richard, con el que comparte un departamento en un antiguo pero bello edificio, sin poder superar la pérdida del bebé que llevaba en su vientre en un accidente carretero… los sueños terroríficos y la presencia de un hombre de penetrante mirada serán el tormento y calvario que Jane tendrá que soportar en soledad ya que el trabajo de su marido le absorbe casi todo el tiempo… este estado será el propicio para dejarse envolver en una secta seudo-mística a consejo de una “amiga” que acaba de conocer en el edificio… beberá sangre de animal y será poseída por el líder de la secta quien la marcará con el signo de la coalición maligna… lo que Jane no sabe y que se enterará más tarde, es que su amiga la ha cambiado por libertad, una demasiado especial que trastornará la mente de Jane y la meterá en un enjambre que confundirá la realidad y los sueños, hasta el punto de no saber qué es lo que sucede y con quienes puede contar…
Martino construye este filme de manera magistral, con un talento desplegado en todo su esplendor, dejando en claro por qué fue uno de los realizadores más destacados del cine en Europa durante la década del ochenta… esta cinta posee muchas trampas y vueltas, por lo que es imprescindible no ahondar en su argumento para que el espectador se entregue y disfrute de una obra, que si bien no es maestra, roza momentos sencillamente geniales…


UNA DE LAS MEJORES CINTAS DE SERGIO MARTINO Y DEL CINE DE TERROR Y SUSPENSO ITALIANO DE LOS SETENTA…