lunes, 23 de marzo de 2009

NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES (Lucio Fulci, 1979)



















NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES


AÑO: 1979
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: LUCIO FULCI
PRODUCCIÓN: FABRIZIO DE ANGELIS, UGO TUCCI
PROTAGONISTAS: IAN Mc CULLOCH, OLGA KARLATOS, RICHARD JOHNSON, TISA FARROW.


ARGUMENTO:

Una mujer y un periodista viajan a una isla tropical desconocida para descubrir el misterio que encierra la aparición, en la costa de Nueva York, de una embarcación abandonada, llena de gusanos y con un zombie en su interior, el que ataca a un policía y es abatido en la cubierta… al principio todos creen que es la explicación es algo más lógica pero sólo aquella mujer (hija del dueño de la embarcación) y el periodista serán los únicos que emprenderán la aventura hasta la isla, que es habitada por nativos y por un médico investigador y su esposa, cuyo objetivo es descubrir la realidad sobre los zombies que surgen desde ese apartado lugar…


COMENTARIO:

Esta es la primera gran película de Fulci con respecto a la temática zombie que durante la década de los setenta se fortaleció de gran manera gracias al aporte sustancial que George Romero inició en 1968 con LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES y que continuó con EL AMANECER DE LOS MUERTOS en 1978… fue entonces cuando los productores Fabrizio de Angelis y Ugo Tucci le ofrecieron a Fulci dirigir este filme para aprovechar el impacto comercial que habían causado los trabajos de Romero… Fulci aceptó por unos pocos dólares y se colocó manos a la obra con este filme que de un inicio marcaba distancia con el trabajo de Romero, ya que los escasos recursos con que contó el filme, gran parte fue destinado a los efectos especiales encargados a un verdadero maestro y, ya a estas alturas, clásico dentro del género Giannetto de Rossi, para que los efectos gore y el aspecto de los zombies fuera más crudo y grotesco, además la película de Fulci se trasladó de un ambiente urbano a uno completamente tropical, lo que le dio un toque diferente y más salvaje a la cinta…
La historia gira en torno a la odisea de una joven mujer y un periodista que deciden partir a una isla desconocida, en pleno trópico, para descubrir la verdad sobre la investigación que lleva un médico científico con respecto a la creencia de los aborígenes del lugar sobre los zombies; esto debido a que se descubre en la costa de Nueva York, una solitaria embarcación propiedad del padre de la mujer… como no encuentran ningún bote que los lleve, no les queda más remedio que solicitar a una pareja de extranjeros que se preparan para recorren las islas del trópico que los lleven… el viaje es tranquilo, pero cuando la mujer de la pareja de turistas decide bucear en pleno océano, tiene un primer encuentro con un zombie acuático, el que ataca a un tiburón que los rondaba en una escena magistral y bien lograda a pesar de la precariedad de presupuesto… ya en tierra firme, los cuatro viajeros descubren que el mito que ronda el lugar es verídico y que la existencia de zombies es producto de un contagio viral que tiene a la población prácticamente aniquilada… sin ir más lejos, la esposa del científico es asesinada por una horda de zombies que la trozan y se la comen (la clásica escena del ojo en la astilla)… muy pronto, los cuatro visitantes se verán las caras con los muertos vivientes que saldrán de la tierra (en un momento muy logrado) y uno de ellos le desgarrará el cuello a una de las mujeres…
Finalmente los zombies atacarán a los sobrevivientes en una iglesia y sólo dos sobrevivirán al desastre… cuando ya se creían salvos, se les ocurre prender la radio para escuchar música pero en lugar de eso, sintonizan un boletín de noticias que anuncia la llegada de los zombies a las grandes capitales del mundo, específicamente a Nueva York, donde en una toma final se observa a los muertos entrando a la ciudad…
Como película de terror de zombies está bien y la recomiendo porque sienta las bases del cine explícito de Fulci, lleno de gore y momentos vomitivos… el guión es una marranada pero Fulci no lo oculta y sólo se dispone a mostrar escenas impactantes con un mínimo de lógica… las actuaciones son discretas y salvo los efectos bien llevados y ejecutados, no hay mucho que decir en cuanto a calidad cinematográfica… en verdad, es recomendable sólo para fanáticos de Fulci…

BUENA PELÍCULA DE ZOMBIES QUE A PESAR DE SUS DEFECTOS, ENTREGA MOMENTOS DE VERDADERA TRUCULENCIA Y ESO SE AGRADECE…