martes, 10 de febrero de 2009

LA NARANJA MECÁNICA (Stanley Kubrick, 1971)












LA NARANJA MECÁNICA


AÑO: 1971
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: STANLEY KUBRICK
PRODUCCIÓN: STANLEY KUBRICK
PROTAGONISTAS: MALCOLM Mc DOWELL, PATRICK MAGEE, MICHAEL BATES, WARREN CLARKE, ADRIENNE CORRI, MIRIAM KARLIN, JAMES MARCUS, MICHAEL TARN.


ARGUMENTO:

Alex de Large es un joven que lleva una doble vida, frente a sus padres es un dócil pero manipulador hijo pero de noche se transforma en el líder de una banda (DROGOS) con la que da rienda suelta a sus dos gustos fundamentales: la novena sinfonía de Beethoven y la ultra-violencia, asaltando y violando a cuanta persona se le ocurra… por ejemplo, la golpiza a un escritor y el ultraje a su esposa al ritmo de la canción de Gene Kelly “Singing in the rain”, la paliza a palos de un anciano vago, la riña con otra pandilla de dementes en un teatro, la orgia sexual con dos niñas y la muerte de una madura mujer en su hogar… Alex no le hace asco a nada y aprovecha cada golpe para robar dinero o especies que colecciona en un cajón de su cama… pero los Drogos ya no aguantan más el ego de Alex y deciden jugarle una mala pasada al dejarlo herido en uno de sus atracos… la policía lo conmina a la cárcel y es allí donde Alex aprende lo que “malo” que ha hecho y cambia a través de un tratamiento experimental que aplica el gobierno para combatir la violencia (TRATAMIENTO LUDOVICO), el que consiste en exponer al sujeto a imágenes violentas que resulten repulsivas… en otras palabras hace del sujeto un hombre inofensivo, incapaz de reaccionar de manera agresiva, ya que el sólo atisbo de esta conducta le produce un agudo dolor interno (en el caso de Alex las imágenes iban acompañadas accidentalmente de la música de Beethoven) … Al cabo de un tiempo, Alex regresa a la sociedad pero se encuentra con la violencia del otro lado… sus padres le han rentado su cuarto a un extraño y le manifiestan su deseo de continuar con él, a pesar del regreso de su hijo… vagando por las calles de Londres se reencuentra con el anciano que molió a palos y éste acompañado de otros viejos le sacan cresta y media… para rematarlas surgen de la nada dos de sus antiguos Drogos convertidos en policías quienes lo conducen a un sitio eriazo y lo apalean hasta dejarlo desfalleciente… desorientado y herido, Alex llega en medio de una tormenta a la casa del escritor que había atacado, el que al principio no lo reconoce pero tras escuchar la canción de Gene Kelly cantada por Alex mientras tomaba una ducha, lo descubre y decide vengarse encerrándolo en una habitación del segundo piso y colocando la música de Beethoven a todo volumen con la intención de trastornarlo… y lo logra, puesto que Alex, sin poder soportar el dolor que le producía escuchar a su amado músico, se lanzó por la ventana deseando morir… no lo logra… y enyesado en el hospital recibe la visita de sus lejanos padres y del Primer Ministro del país (representante de la maquinaria política) quien para hacer un lavado de imagen, posa junto a él en diversas fotografías y le promete apoyo… el filme termina con Alex jactándose de que estaba curado en medio de un sueño surrealista donde estaba teniendo sexo en medio de gente vestida a la usanza victoriana…

COMENTARIO:

Me extendí en el argumento porque todo en LA NARANJA MECÁNICA es digno de destacar, estamos en presencia de una película que hasta hoy es una obra fundamental de la cinematografía de todos los tiempos… aguda, crítica, sarcástica, violenta, irracional, injusta y de dobles discursos…bueno como la vida misma… así es este filme de Stanley Kubrick, quien consolidó todo el trabajo que venía haciendo con obras tan importantes como CASTA DE MALDITOS, SENDEROS DE GLORIA, ESPARTACO, LOLITA, DR. INSÓLITO Y 2001: ODISEA DEL ESPACIO… sin palabras… magníficas películas que lo retratan de cuerpo entero… pero específicamente este filme es una cinta que reúne todo lo mejor de Kubrick, en cuanto a contenido y capacidad técnica, y lo sitúa en lo más alto del olimpo del celuloide… la historia de Alex de Large, soberbiamente interpretado por Malcolm Mc Dowell, es una fábula futurista, o sea de eterna actualidad, que somete a un scanner a la sociedad humana, a sus reglas y parámetros de lo bueno y malo… llena de instituciones como la iglesia, capaces de señalarte un camino totalmente desconocido para ella misma… Alex es un victimario y una víctima… es un producto bruto del sin sentido y de lo irónico de la vida… es el fiel reflejo de lo que llamo la única verdad: esta realidad no tiene lógica y la locura y violencia provienen de aquellos que intentan darle, ala fuerza, un sentido comprensivo… ¡maldición! Todo en este mundo trata de desplegar su verdad a la fuerza… y no queda otro camino que creer en lo que te dice y hacer lo que te reglan…o si no… estás mal y enfermo y debes someterte a un tratamiento de reconversión… de replanteamiento de los valores ¿qué mierda?...si los valores no son más que chips instalados en nuestro inconciente a los que es imposible cuestionar…
LA NARANJA MECÁNICA llegó a mi vida cuando tenía 12 años y me volvió loco o mejor dicho, me despertó a mi locura… un viaje alucinante de un sujeto que es mal elemento y que termina siendo, gracias a la intervención de los poderes fácticos de la sociedad, en una distorsión obligada y patética… toman esas dimensiones humanas y las contraen hasta oprimirlas en una sola, en aquella que conoces y que vives…
Que pasada… LA NARANJA MECÁNICA es más que una simple película, de eso no hay duda, y no me corresponde más que recomendarla a aquellos que no la han visto y a estimular una lectura más a los que ya disfrutaron de ella…

OBRA MAESTRA, VISIONARIA Y PERFECTA DE NUESTROS MUNDOS…