jueves, 30 de abril de 2009

¿QUÉ FUE DE BABY JANE? (Robert Aldrich, 1962)


















¿QUÉ FUE DE BABY JANE?


AÑO: 1962
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: ROBERT ALDRICH
PRODUCCIÓN: KENNETH HYMAN, ROBERT ALDRICH
PROTAGONISTAS: BETTE DAVIS, JOAN CRAWFORD, VÍCTOR BUONO, WESLEY ADDY.


ARGUMENTO:

Jane Hudson, más conocida como “Baby Jane Hudson”, fue una estrella infantil de principios del siglo XX que en aquella época se transformó en todo un suceso mediático para Estados Unidos… sus bailes y sus canciones eran admirados por los niños y adultos con una devoción suprema… pero ¿qué sucedió entonces con Baby Jane?... lamentablemente creció y con ello quedó al descubierto su limitado talento… claro que de la mano siempre existió otra niña tan o más talentosa que ella, pero que siempre vivió a la sombra del personaje infantil de Baby Jane... su nombre era Blanche la que desde pequeña fue postergada por la imagen de su hermana, pero que con el correr de los años fue adquiriendo un sitial igualmente sobresaliente, al tiempo que la estrella de Baby Jane iba apagándose entre falta de talento y alcohol… luego de muchos años, ambas sobreviven en una antigua casa propiedad de Blanche… la que quedó en silla de ruedas tras un accidente automovilístico sufrido a causa del gusto etílico de su hermana, por su parte, Baby Jane, se ha vuelto una vieja amargada que vive anclada en el éxito pasado y en las frustraciones que le trajo el darse cuenta que la talentosa era Blanche… por lo mismo, ahora ya solas, olvidadas y con escasos recursos, viven en una suerte de pugna por los traumas de antaño… Jane martiriza a su postrada hermana Blanche con violencia psicológica y física, y de paso se tortura a ella misma… esta vorágine de relaciones afectivas truncadas por los celos, el egoísmo y la lejanía de una gloria que ya se consumió, las llevará a un viaje sin retorno donde cada una deberá abrirse a la otra o terminarán sus días viviendo en una mentira tan ficticia como sus propias películas…



COMENTARIO:

Gran película de Robert Aldrich que tuvo la capacidad de juntar a dos de las grandes actrices de Hollywood, eternas enemigas, para llevar a la pantalla una historia de dolor, trauma, carencias afectivas y éxitos efímeros que se despliega ante los ojos del espectador como un carnaval de intensidad y potencia. Bette Davis y Joan Crawford tuvieron en este filme la oportunidad de reflotar sus alicaídas carreras, exactamente como los personajes que interpretaron y lo consiguieron con creces… Baby Jane era un consentida y mimada hija de papá que lo tuvo todo: admiración, cariño, recursos materiales, en fin, un cuento de hadas donde no tenía cabida el dolor, la frustración y la falta de amor… lamentablemente para Jane, estos aspectos no desaparecieron sino que se aletargaron bajo su piel y fueron creciendo día a día hasta explotar años más tarde… Blanche fue un caso similar en el sentido de que creció a la sombra de Baby Jane, pero que posteriormente alcanzó la fama gracias a su talento, aun así nunca pudo superar las carencias de todo orden que tuvo en su niñez… esto me lleva a la conclusión de que es muy cierto que los adultos que somos estamos directamente influidos con los niños que fuimos… la etapa más decidora en la vida de un ser humano es la niñez… allí es donde se va forjando la esencia de la vida y si esa esencia está expuesta a traumas, dolores, violencia y falta de amor, seguramente el niño crecerá con muchos “puentes cortados y vidrios trizados”, los que para bien o mal, enfrentarán al niño consigo mismo en algún momento… ¿es una historia familiar?... pues claro, cuantas veces evitamos enfrentarnos a nosotros mismos y preferimos continuar con una vida llena de adornos e imágenes que nos son más cómodas… eso es lo que acontece en este filme y es por ello que lo destaco sin reservas… el guión es muy interesante, aunque quizá la estructuración de el mismo no sea del todo pulcra… las actuaciones son brillantes… la dirección cumple y se subyuga con inteligencia a estas dos fieras como son Joan y Bette… la fotografía es atractiva y en general el ritmo y la atmósfera de la película están bastante bien llevadas… el desarrollo de la relación entre ambas hermanas es notable y cada vez que Joan y Bette se encuentran en pantalla sacan chispas… el drama psicológico es intenso y claramente se logran representar los temas antes señalados con mucho talento…

UNA OBRA DE TENSIÓN PSICOLÓGICA QUE DEBE SER VISTA POR LOS AMANTES DEL CINE FANTÁSTICO YA QUE AMBAS ACTRICES DAN CÁTEDRA SOBRE INTERPRETACIONES DE CALIDAD…