martes, 30 de marzo de 2010

CATARSIS DE TERROR: MIRAGEMAN (2008)

SER DE VERDAD


Si hay algo que me vuelve loco es la pasión… ahora si mezclamos pasión con talento tenemos una bomba expansiva que tarde o temprano será reconocida y destacada… es el caso de Ernesto Díaz Espinoza, un joven realizador chileno que desde su irrupción allá por el 2006 con su opera primera KILTRO, una cinta de acción y artes marciales que además tenía toda una historia dramática de amor y venganza, que destacó de un comienzo por su cuidada estética y proyectó a su director como uno de los más promisorios, no sólo del país, sino que del concierto sudamericano…

A los dos años, regresó está vez con un filme que rescataba lo mejor de la anterior obra y lo potenciaba a través de un largo con marcados tintes de los setenta que daba a luz al primer superhéroe nacional: MIRAGEMAN, un hombre que no es de acero, no trepa murallas como una araña, no es multimillonario como para tener un bati-móvil, tampoco puede volar, es un hombre de carne y hueso, como ustedes o como yo, que al ver a gente en peligro, arriesgo su vida para salvarlos… amigos, está introducción que se da en la película me llegó profundamente… quizá habrá comentarios con respecto a lo limitada de la producción, incluso comparándola con KILTRO, pero a mi personalmente me transportó a la infancia… a esas tardes en que pegado al televisor me quedaba viendo la serie gringa de EL HOMBRE ARAÑA y soñaba… con el valor agregado de que el sujeto es chileno e intenta nadar en medio de la corriente cultural y la idiosincrasia de este país… en medio del personalismo y el chaqueteo que se respira en el lado B de esta tierra y que lo ha convertido en un hazme reír… porque puede sonar hasta ridícula la postura de querer brindarse por los demás, de ser auténtico y sin dobleces…

MIRAGEMAN encarna esa infancia llena de prematuras pasiones, ese deseo irrefrenable por tratar de ser lo más honesto y consecuente posible, colocarse en el lugar de otros y reconocer que no todo en este mundo es tan canalla… que siempre es bueno conservar algo de ese ideal, independiente que a algunos pueda parecer de una inocencia estúpida…

Es por eso que elegí esta escena del filme, ya que condensa todo de lo que me he referido y representa una especie de agradecimiento al largo por haber sido uno de los alicientes a crear FANTASMATADERO…

Eso ya habla por si solo… y es que no me puedo quitar de encima esta alma sentimental que me invade periódicamente y que cada vez que lo hace, provoca en mí una verdadera CATARSIS DE TERROR…


video