lunes, 13 de julio de 2009

LA PEQUEÑA TIENDA DE LOS HORRORES (Roger Corman, 1960)












LA PEQUEÑA TIENDA DE LOS HORRORES


AÑO: 1960
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: ROGER CORMAN
PRODUCCIÓN: ROGER CORMAN
PROTAGONISTAS: JONATHAN HAZE, JACKIE JOSEPH, MEL WELLES, MYRTLE VAIL, JACK NICHOLSON.


ARGUMENTO:

Seymour es un joven algo torpe y tímido que trabaja en la florería Mushnik, propiedad de un conocido comerciante, en la que convergen diferentes personajes extraños como un hombre que se alimenta de flores y una señora que concurre todos los días a comprar debido a que siempre se le mueren cercanos. En ella, es compañero de labores de Audrey, una joven angelical y buena que ha estado, desde siempre, enamorada de él… más allá de que Seymour sea un estúpido con todas sus letras y que además viva con su patética madre quien cocina diariamente una serie de platos “exóticos”… la esencia de la historia radica en que Seymour ha logrado crear una extraordinaria planta carnívora (Audrey Junior), gracias a una semilla de origen japonés, que va creciendo conforme vaya siendo alimentada con sangre y carne… al principio, el original espécimen es un buen gancho para aumentar las ganancias en la floristería, pero más tarde, se transformará en un yugo muy pesado para Seymour puesto que, por accidente, mata a un maquinista y con el cadáver alimenta a la ansiosa y parlanchina planta… creyendo que todo quedaría ahí, Seymour trata de superar el asunto, pero las ansias de carne de la criatura harán que el muchacho se vuelva un esclavo asesino con tal de no escuchar los estridentes gritos de Audrey Junior (como bautiza su planta)…



COMENTARIO:

Una sátira a las películas de terror de la época (de monstruos y criaturas horrendas) es la que realiza este filme de 1960 de Roger Corman sobre un estúpido que logra cultivar una planta carnívora que va creciendo conforme va alimentándose de personas… un carnaval de gags de humor negro que entretienen y representan un válido antecedente al cine bizarro extremo donde John Waters ha sido uno de sus más connotados rostros… la estructura del filme se sustenta sobre la base de un guión lineal que donde se cuentan las peripecias de Seymour, un joven tímido que trabaja para el importante dueño de un florería, enamorado de la angelical Audrey (otra empleada) y subyugado por su locuaz madre con la que comparte la casa… el nudo argumental se resume en el progresivo peligro que encarnan las muertes (algunas accidentales) de personas que van sirviendo de alimento a la plata de nombre Audrey Junior… a su vez, Corman nos muestra una serie de personajes dementes que hacen creíble y digerible una historia tan descabellada… es así como tenemos a la señora que concurre todos los días en busca de flores para la gran cantidad de deudos que le surgen, además está la presencia de un sujeto que también es asiduo visitante con el objeto de alimentarse de las flores… en casa de Seymour está su madre, una señora anciana que se especializa en preparar platos con un sello muy personal y que tiene una ascendencia brutal en su paupérrimo hijo… cabe recordar que este filme sirvió como trampolín a Jack Nicholson, quien sacando partido a su calidad expresiva no podía sino interpretar a un esquizofrénico y masoquista paciente de dentista que estaba dispuesto a dejarse los dientes como barbecho con tal de sentir el placer del dolor… la película no es una obra maestra ni mucho menos, pero logra, en base a recursos muy bajos, entretener y hacer reír… a mi personalmente me hizo reír mucho y eso se agradece, aun cuando su ritmo por momentos se hacía algo tedioso…

UNA OBRA DE CULTO Y ENTRAÑABLE QUE SIN MAYORES PRETENSIONES LOGRA ENTRETENER… RECOMENDABLE…