sábado, 23 de mayo de 2009

LA PROFECÍA (Richard Donner, 1976)


























LA PROFECÍA


AÑO: 1976
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: RICHARD DONNER
PRODUCCIÓN: HARVEY BERNHARD
PROTAGONISTAS: GREGORY PECK, LEE REMICK, DAVID WARNER, HARVEY STEPHENS.


ARGUMENTO:

La llegada del anticristo a la tierra en la forma de un bebé que nace en un hospital de Roma y que por una fatal casualidad llega a parar en el seno de un matrimonio norteamericano compuesto por un diplomático, quien más tarde será embajador en el Reino Unido y su esposa… tal como lo había predicho la escritura, el hijo del demonio surgirá de los océanos eternos para sembrar el caos y la destrucción y reinará hasta la segunda venida de Dios… es así como el pequeño destruirá a todo aquel que se interponga en su camino hasta asegurarse un poder económico importante con el propósito de ejercer el control del mundo y desatar su reino de oscuridad en cada rincón de las almas humanas…


COMENTARIO:

La década de los setenta muy caldo de cultivo para una rama particular de cine de terror que apuntó a desentrañar la oscura atracción que siempre ha causado la presencia del Demonio en nuestra sociedad humana, incluso más allá de las caracterizaciones que las instituciones religiosas han hecho de su figura… observando con la perspectiva que dan los años, podemos señalar que, por ejemplo, EL EXORCISTA se instaló como un obligado referente del cine de terror demoniaco, causando una influencia tal que hasta el día de hoy es posible determinar la ascendencia que ha tenido a lo largo de la historia cinematográfica… otro ejemplo dentro de esta misma corriente es el que ha producido LA PROFECÍA, la cual ha profundizado en el concepto de cine demoniaco ya que no sólo se quedó en la espectacularidad de los maquillajes y efectos especiales, sino que fue la responsable de un horror subterráneo que golpeó conciencias al momento de su estreno… en LA PROFECÍA el terror no lo proporcionan los aspectos externos, sino que todo acontece internamente… en los irracional… en lo inexplicable… el director de este filme, Richard Donner, autor también de SUPERMAN (1978) y de la serie LETHAL WEAPON se mandó un trabajo soberbio, que cuenta con grandes escenas, una atmósfera inigualable, una banda sonora de lujo (a cargo de Jerry Goldsmith ganador del Oscar en 1976), una fotografía espeluznante, actuaciones convincentes y tensión potente… sin dudas que mucho aportó el contar con dos grandes actores como Gregory Peck y Lee Remick, (sin olvidar a David Warner en el rol del fotógrafo Jennings) quienes vieron relanzan sus carreras con esta película de terror (la intervención de Harvey Stephens como Damien es notable), que cuenta la historia de Damien, un niño que nace en un hospital de Roma, al mismo tiempo que el hijo de Robert Thorn y su esposa Kathy… como consecuencia de una conspiración diabólica, Damien termina siendo el heredero de los Thorn y gracia a la posición expectante de su “padre” en el mundo de la política, crece amparado en el poder que más tarde deberá ser suyo… tras la adopción, Robert es nombrado embajador en Reino Unido y debe trasladarse a Londres desde donde proyectará su carrera política. Al cumplir cinco años, el halo especial que envuelve a Damien comienza a ser evidente luego de un terrible hecho de sangre ocurrido en la celebración… será entonces su madre la primera en detectar su energía oscura, lo que desatará un grave conflicto entre los Thorn, ya que Kathy sospecha que el niño no es suyo y que además posee una fuerza maligna que crece más y más… paralelamente surgen personajes protectores, verdaderos discípulos de Satanás, los que cuidarán a Damien hasta su mayoría de edad y que estarán dispuestos a dar la vida por el elegido, así también un diabólico perro Rottweiler que será su guardián; como contraparte, surgirán los que están al lado de Dios y lucharán por develar el misterio de Damien, aun arriesgando su pellejo…
No quisiera desmenuzar la trama, para que aquellos que no la han visto, disfruten de la magia y el poder de las escenas más intensas con que cuenta el filme… de ellas puedo mencionar: el cumpleaños, la visita del sacerdote al despacho de Robert, el encuentro de ambos en el parque, la visita al Zoológico, la primera visita de Damien a la iglesia, el accidente de Kathy, el viaje de Robert a Italia, con visita a un antiguo cementerio etrusco, la secuencia final… la verdad es que LA PROFECÍA es una peli muy especial dentro de mis gustos y placeres cinéfilos… ahora bien, tampoco puedo apartar el espíritu crítico que corre por mis venas y decir que es una cinta perfecta, ya que no lo es… principalmente por contar con un guión en ocasiones inconexo y con agujeros, así como también por algunos errores de continuidad y consecuencia en la edición… pero el poder hipnótico de la cinta es tan fuerte que hace que todo lo negativo quede en segundo plano… a raíz de esto, les contaré cuando visioné por primera vez esta cinta y la saga completa, ya que desde ese momento nació en mí un lazo de constante placer con la historia de Damien Thorn… corría el verano de 1989 y llegado el día viernes de una semana de enero, llegó a mis manos la revista de programación… es así como me dí cuenta que esa misma noche iban a dar por Televisión Nacional de Chile, en su espacio cine de trasnoche (cerca de medianoche) la primera de las profecías… esperé que todos durmieran y me dispuse a trasladar un pequeño televisor que teníamos a la cocina… lo acomodé y esperé hasta el comienzo de la película… la cosa es que sólo pude aguantar hasta la escena del cumpleaños y apagué la tele horrorizado… no fui capaz de continuar… pasó un año y el verano siguiente la volvieron a dar, tres viernes seguidos, y las logré ver todas… por lo menos las tres importantes, ya que la cuarta parte aun cuando esté ligada a la historia de las tres primeras partes, es una porquería de la que no me referiré en estos comentarios…
Con todo, la recomiendo por todas sus cosas excelentes, dejando los puntos negros aparte, ya que lo que me produce con su clima de intensidad grandilocuente no lo alcanzan otros filmes, quizá mejores realizados en todos los aspectos…


UN CLÁSICO DE CULTO QUE ATRAPA Y DESLUMBRA…