jueves, 6 de noviembre de 2008

SWEENEY TODD, EL BARBERO DIABÓLICO DE LA CALLE FLEET (Tim Burton, 2007)









SWEENEY TODD, EL BARBERO DIABÓLICO DE LA CALLE FLEET

AÑO: 2007
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: TIM BURTON
PRODUCCIÓN: DREAMWORKS PICTURES, WARNER BROS. PICTURES
PROTAGONISTAS: JOHNNY DEPP, HELENA BONHAM CARTER, SACHA BARON COHEN, ALAN RICKMAN, TIMOTHY SPALL.



ARGUMENTO:

Un barbero es acusado injustamente por un corrupto juez de un delito que no cometió, por lo que es llevado preso fuera de Inglaterra durante 15 años. En ese tiempo pierde a su mujer y su hija, así como también su cordura, racionalidad y bondad. Al regresar a su país en busca de venganza, volverá a enfundarse en la piel del barbero, bajo el nombre de Sweeney Todd, pero con un marcado gusto por el exceso y la sangre gracias a la ayuda de su mejor amiga: la navaja.



COMENTARIO:

Tim Burton es un caso especial dentro de la cinematografía gringa de los últimos 20 años. Cuando comenzó con las aventuras del fantasma Beeteljuice ya mostraba una mano muy singular dentro del cine fantástico. La mezcla de humor negro, extravagancia, escenarios alucinantes, caracterizaciones mágicas e historias de cuentos con raiz terrorífica dan como saldo a un cineasta con sello particular y obras geniales. También se ha mandado más de alguna caída, pero a estas alturas son sólo anécdotas.

Dentro de su filmografía recomiendo ED WOOD (sobre el "peor" director de cine gringo), EL JOVEN MANOS DE TIJERA, SLEEPY HOLLOW, BIG FISH Y LA NOVIA DEL CADÁVER, una lista en la que destaca su colaboración con el actor Johnny Depp, un transformista, un actor de categoría que se ha tornado un cimiento importante dentro del cine de Burton.

Sweeney Todd es un musical de Broadway (obra de Stephen Sondheim), sí lo han leído bien, un musical que durante muchos años ha permanecido en cartelera con el brío que le da esta historia terrorífica, llena de dramatismo y con sutiles toques de ironía. Es por ello que además de una excelente historia posee un peso muy bien manejado. Los temas remarcan el drama de los personajes pero nunca sobrepasan la esencia del relato. Es aquí donde Burton da muestra de un talento aun potente. Del estilo visual hay que resaltar la fotografía gótica y decadente, muy lúgubre que pasa a ser una protagonista destacada. Cada personaje aporta lo suyo, ninguno sobra... todos esconden el lado oscuro y lo desbordan sin pudores... Depp esta magnífico en el rol de Sweeney Todd, multifacético, fuerte, expresivo, empático... es un deleite verlo en pantalla, así como a Helena Bonham Carter, quien se roba la peli en su rol de Lovett, la dueña de un boliche donde se venden empanadas hechas de carne humana (los finados que vienen del segundo piso o sea de la barbería), personalidad fuerte, impulsiva y simplona. En serio, ningún personaje afloja ni siquiera en el canto, un equilibrio maestro. A esto debemos agregar el gore explícito y tenemos un cuadro como hace mucho no nos ofrecía Burton, puesto que su última gran película había sido Sleepy Hollow (con la que tiene gran conexión estética).

Para resumir, un barbero (Depp) es acusado por un inescrupuloso juez de un delito que no cometió con el objeto de apoderarse de su esposa e hija. Tras 15 años, el barbero regresa a Inglaterra y deja la grande en complicidad de la astuta Lovett. En el camino se entera que su esposa se había suicidado con veneno y decide vengarse y recuperar a su adolescente hija. Con este material es con el que Burton diseña una película magnética, melancólica, morbosamente atractiva, que indaga sobre lo que llamamos venganza dentro de una sociedad estructurada para reprimir cualquier acto o sensación bestial e instintiva... ¿dónde está lo malo? ¿existe una verdad en cuanto parámetros sociales? ¿es posible tornar invisible nuestra propia naturaleza?... sin duda que el hombre no es sólo razón, aunque quiera mentirse y creer que la vida es una suma de sistemas lógicos... la vida es un reflejo de la muerte y por eso esta peli desató todo un torbellino de emociones internas en mi mente.

UN CLÁSICO TOTAL DENTRO DEL CINE FANTÁSTICO MUNDIAL Y DE LA FILMOGRAFÍA DE TIM BURTON...

¿A QUIÉN NO LE GUSTARÍA SER SWEENEY TODD POR UN DÍA?