viernes, 14 de noviembre de 2008

HELLION, EL ÁNGEL CAIDO (Steward Hendler, 2008)









HELLION, EL ANGEL CAÍDO


AÑO: 2008
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: STEWARD HENDLER
PRODUCCIÓN: PAUL BROOKS, DAMON LEE, WALTER HAMADA
PROTAGONISTAS: JOSH HOLLOWAY, JOEL EDGERTON, SARAH WAYNE CALLIES, BLAKE WOODRUFF, DULÉ HILL, TERYL ROTHERY, MICHAEL ROOKER.


ARGUMENTO:

Max Harper es un ex convicto que acaba de salir de la cárcel con la intención de retomar su vida por el buen camino junto a su novia. Es aquí donde es contactado por un antiguo socio, quien le propone un “simple trabajo”, secuestrar a un niño de una familia de plata y pedir rescate por él. Todo sencillo y a prueba de estúpidos. Max acepta al ver que la sociedad le cierra puertas y se embarca en este trabajo junto a su novia, su amigo y un sujeto más, sin sospechar lo que les espera.


COMENTARIO:

La historia de esta película me pareció curiosa, cuando di con ella creí que la iba a pasar bien, sin esperar nada del otro mundo, un argumento repetido, con tintes diabólicos y algo de sangre. Craso error, a los veinte minutos de peli, me di cuenta que lo único que la sostenía era cuán hijo de puta podía ser el mocoso protagonista, asesinando a un grupo de huevones, porque hay que decirlo, HUEVONES DE TOMO Y LOMO. Además a los pocos instantes descubres la gran verdad ¿quién es el verdadero cabecilla del secuestro?, ahí pierde mucho la película, ya que sus personajes son unos estúpidos en toda regla, además las interpretaciones dan una vergüenza ajena atroz… pero por otro lado pensaba “esto es lo que gusta o no”. La historia del secuestro del niño y su velado poder maléfico es una vil escusa para mostrarnos como se puede copiar descaradamente la exitosa saga de LA PROFECÍA. Escenas calcadas, como la del hombre bajo el hielo, los perros asesinos, las premoniciones de muerte… un sin número de guiños que llegan a ser asquerosos y de mala clase. Un niño sin carisma y expresividad y actores del montón, más un director con pocos recursos narrativos y audiovisuales, dan como resultado un bodrio que no se debe ver ni siquiera para entretenerse…
Prefiero mil veces la historia de Damian, además en algún momento también me recordó al niño protagonista en EL RESPLANDOR cuando lo perseguían para matarlo con un hacha…como ven, otra película que busca taquilla en los lugares privilegiados de los DVD en videoclubes, porque en cine es poco lo que puede hacer… pero quizá, tal vez… estos gringos tienen un ojo…

FILME MALO, MALO, MALO…
¿QUÉ MÁS DECIR? SIMPLEMENTE PASO…