miércoles, 21 de enero de 2009

DESTINO FINAL 2 (David R. Ellis, 2003)












DESTINO FINAL 2


AÑO: 2003
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: DAVID R. ELLIS
PRODUCCIÓN: WARREN ZIDE, CRAIG PERRY
PROTAGONISTAS: ALI LARTER, A. J. COOK, MICHAEL LANDES, TERRENCE CARSON, KEEGAN CONNOR TRACY, ENID-RAYE ADAMS, SARAH HATTINGH, LYNDA BOYD.


ARGUMENTO:

Una joven (Kimberly) planea un viaje junto a su mejor amiga y dos amigos más, pero antes de tomar la carretera, la invade un sueño premonitorio, exactamente igual al del protagonista de la primera aparte, es decir: logra ver un terrible accidente múltiple y varios muertos producto de la enorme colisión. Cuando vuelve en sí, Kimberly se da cuenta que todavía está a tiempo de evitarlo y de paso salva las vidas de quienes deberían haber muerto… posteriormente ayudada por Clear (la protagonista femenina de la primera), quien ha pasado los últimos meses encerrada en un hospital psiquiátrico, tratará de encontrar la solución a este puzzle de la muerte…


COMENTARIO:

Un calco de la primera versión: la premonición de un terrible accidente, personas salvadas de morir, persecución implacable de la muerte y una búsqueda de solución que se resume en burlar los designios del destino… muy poco que entregar… reconozco que los efectos especiales son de primera línea, el choque múltiple con que abre la película es impactante… el ritmo, los efectos de sonido, las explosiones, las muertes… la verdad es que todo es muy bueno y enganchador… pero entonces ¿dónde está la falla?... en el guión demasiado pobre con que se presenta esta secuela de la película original de 2000. En la primera, el argumento era novedoso, correctamente filmado, con entretenidas secuencias de muerte y con un final golpeador… en la segunda patita, el argumento se repite con la sola excepción de una nueva pista entregada por el personaje de Tony Tood, encargado de preparar los muertos… “sólo una nueva vida podrá romper con la lista de la muerte…”, entonces los protagonistas (Kimberly y un policía) que quedan vivos (porque van muriendo, uno a uno, de formas trágicas pero risibles) intentarán “descifrar” el enigma con la ayuda de Clear, la que astutamente se ha enclaustrado en un manicomio para que nada ni nadie le pueda ocasionar daño, pero que ante la insistencia de Kimberly, se da cuenta de que no vale la pena seguir siendo una muerta en vida… el guión, que presenta demasiados baches narrativos por tratar de impactar, cae en lo estúpido y hace del filme un carnaval de personajes ridículos con muertes ridículas:
-un tipo que salva de un incendio termina con la cabeza atravesada por la escalera de emergencias de su edificio
-un muchacho a punto de morir asfixiado en la consulta del dentista, perece aplastado por un inmenso ventanal a la salida del médico…
-la madre del joven muere con la cabeza metida en un ascensor después de un ataque de histeria…
-una mina bastante siútica encuentra la muerte en un palo clavado en el respaldo del asiento de conductor en su vehículo al inflarse el airbag…
-un drogadicto es cercenado por unos alambres púas que salen disparados luego de una explosión… (la mejor muerte)
-Clear muere en otra explosión junto a otro de los infortunados prófugos de la muerte…
… las interpretaciones son muy malas, honestamente yo clasificaría esta cinta como una parodia de cine suspenso (la escena final justifica esto)… lo único que la sostiene es la fórmula comercial que ya cuenta con una tercera parte y tiene programado el estreno de una cuarta para este año.
Una verdadera paja molida que sin desconocer su capacidad para entretener durante hora y media, no incorpora elementos que pudiesen refrescar la saga y hacerla girar hacia una historia más interesante, tanto en contenido como propuesta visual…


PARA OLVIDAR… SÓLO COMO UNA FORMA DE MATAR EL ABURRIMIENTO, ANTES DE QUE ÉSTE TE MATE A TI…