martes, 12 de mayo de 2009

LA MIEL DEL DIABLO (Lucio Fulci, 1986)










LA MIEL DEL DIABLO


AÑO: 1986
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: LUCIO FULCI
PRODUCCIÓN: VINCENZO SALVIANI
PROTAGONISTAS: BLANCA MARSILLACH, BRETT HALSEY, CORINNE CLERY, STEFANO MADIA.


ARGUMENTO:

Un músico (Jazzista) y su pareja viven una vida alocada y llena de excesos en materia sexual, situación que los sume en un sub-mundo de decadencia y angustia… paralelamente el sujeto está a punto de grabar su primer disco y su situación personal se transforma en una negra nube que ensombrece su prosperidad profesional… de manera sorpresiva y tras un accidente, el músico muere en un hospital dejando a su joven pareja embarazada y sometida a deseos autodestructivos que se venían anidando desde que estaban juntos… la rabia y desazón que se despiertan en ella ante el desamparo afectivo hacen que vuelque toda su ira en contra del doctor que atendió al sujeto, el que también tiene una vida subterránea (fetichista y masoquista sexual), dándose inicio a una extraña relación entre ambos que se fundamenta en el odio y en la soledad interna…


COMENTARIO:

Luego de pasar por una variedad amplia de géneros, desde comedia, western, giallos, terror gore y sobrenatural y cintas de fantasía, Lucio Fulci se encontró a mediados de los ochenta con un talento muy gastado y con un escaso apoyo de parte de los productores de cine que pensaban que su mejor momento (fines de los setenta y principios de los ochenta) ya había transcurrido. Películas como NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES, LA CASA CERCANA AL CEMENTERIO, PÁNICO EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS VIVIENTES Y EL MÁS ALLÁ, sus grandes clásicos de culto gore, habían sido el pináculo de su quehacer como realizador, situación que Fulci confirmó en sus obras posteriores, donde la escasez de presupuesto e ideas entregaban filmes mediocres o derechamente malos… es así como llega 1986 y la oportunidad de incursionar en una nueva vertiente fílmica: el sexplotation con toques de drama… la película: LA MIEL DEL DIABLO que cuenta la historia de un músico bien degenerado que “esclaviza” sexualmente a su pareja hasta que se encuentra con la muerte luego de un accidente… la mujer, con su mente bastante atrofiada, coloca sus ojos en el doctor que atendió al músico en sus últimos momentos, al cual también se le corre una teja y le encanta el masoquismo y el fetichismo… sin ir más lejos, la relación con su mujer es un fiasco y es por ello que paga a prostitutas para satisfacer sus bajos instintos… la cosa es que surge una conexión entre el maduro médico y la joven “viuda” que comienza con una furia insostenible que va dando paso a una relación basada netamente en lo sexual, sucediéndose escenas de sadismo por doquier… ambos, cuál más cagado, vacían sus frustraciones existenciales en encuentros violentos y vejatorios que ya tenían sus antecedentes en las respectivas vidas que llevaban; ella siendo masturbada en un estudio de grabación musical con el saxo y él pagando para acabar prontamente luego de presenciar como una puta untaba su entrepierna por las medias con pintura de uñas… toda una locura que termina de la manera que están pensando… no la mencionaré por si alguien no discurre pero al poco andar de la enfermiza relación se olfatea hacia donde se dirigen los pasos de la misma…
Desde el punto de vista técnico la película es muy deficiente, casi sin presupuesto, con malos actores, un guión que va dando botes, una fotografía muy amateur y una dirección inconsecuente (aunque propia de Fulci)… ¿entonces qué rescatar? Si es que hay algo… pues bien, me quedo con la sensación de piel que me dejó en algunos pasajes de la historia… una atmósfera enferma y estúpida, reflejo de la misma sociedad que vemos en los noticiarios de televisión… donde cualquier cosa (desde luego debe ser muy horrenda) acapara el protagonismo del espacio audiovisual y te trata de transmitir un mensaje subliminal muy potente: ESTÁS ATRAPADO EN ESTA GRAN CÁRCEL QUE ES LA SOCIEDAD… APRENDE A SOBREVIVIR… sin dudas que lo que digo puede no ser nada nuevo, pero por Dios que estremece cada vez que te lo recuerdan… bueno, esta película me abofeteo en ese sentido… de aquí en más, A SEGUIR LUCHANDO POR LA NOBLEZA DE TU ALMA…


MALA PELÍCULA DE FULCI, DONDE NO PIERDES NADA SI NO LA VES Y DONDE SE CONFIRMA SU BAJO MOMENTO…