miércoles, 19 de noviembre de 2008

DEATH RACE (Paul W.S. Anderson, 2008)









DEATH RACE (LA CARRERA DE LA MUERTE)


AÑO: 2008
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: PAUL W.S. ANDERSON
PRODUCCIÓN: PAUL W.S. ANDERSON, JEREMY BOLT, ROGER CORMAN, PAULA WAGNER: CRUISE/WAGNER PRODUCTIONS, H2S2 FILMPRODUKTIONSGESELLSCHAFT, IMPACT PICTURES, RELATIVITY MEDIA.

PROTAGONISTAS: JASON STATHAM (JENSEN AMES), JOAN ALLEN (HENNESSEY), TYRESE GIBSON (MACHINE GUN JOE), IAN MCSHANE (COACH), NATALIE MARTINEZ (CASE), JACOB VARGAS (GUNNER), FRED KOEHLER (LISTS), ROBERT LASARDO (GRIMM), JUSTIN MADER (TRAVIS COLT), MAX RYAN (SLOVO PACHENKO), JASON CLARKE (ULRICH).

ARGUMENTO:


Un campeón de autos de carrera es acusado injustamente por el asesinato de su esposa y enviado a una isla-prisión donde deberá competir, por obligación, en una carrera mortal para salvar su vida y la de su pequeña hija.


COMENTARIO:


Jensen Ames es un tipo rudo pero con un corazón gigante… es un héroe en la piel de un hombre simple y querendón de su familia (mujer e hija), que tras ser despedido de su trabajo de obrero por no estar de acuerdo con el salario que recibían y por apoyar la huelga (que cercano ¿no?) es acusado de asesinar a su esposa, la única persona que ha creído en él. Pero vamos por parte, Ames tiene un pasado de corredor y ¡qué corredor!, un tipo genial que al volante se ha forjado una gran fama, eso lo descubrimos después, entonces algo no queda claro…¿por qué es injustamente acusado? A todas luces es un crimen planificado y ejecutado para recluirlo en una isla-prisión de la cual es imposible escapar. El único entretenimiento que existe es una carrera mortal a través de un circuito de terror donde todo está permitido… ametralladoras, choques, atropellos y cualquier argucia que haga sobrevivir. Aquí es donde aparece Hennessey, la directora de la prisión, una zorra sin ningún corazón y dispuesta a todo con tal que la carrera cumpla las expectativas y se transforme en un éxito. Entonces obliga a Ames a correr en lugar de un fallecido gran corredor apodado FRANKENSTEIN, el cual resistió muchos accidentes pero del último no salió bien parado. Como éste utilizaba una máscara, nadie debía notar la diferencia… Hennessey le ofrece libertad y Ames, una vez que acepta, se va dando cuenta que hay algo detrás de su confinamiento carcelario…¿y su hija? ¿qué fue de ella?...
Las carreras se suceden y la adrenalina se descorcha como champagne… les prometo que cuando observé esta película parecía como si fuera a tener un orgasmo fulminante… la acción no se detiene y justifica la hora y media de metraje… la historia restante se va decantando sola, sin mayores sorpresas… lo que aquí importa son las escenas espectaculares, fantásticas y el vértigo que contagia cada tramo de la carrera de la muerte…
Excelente ritmo, gran fotografía y edición confirman a DEATH RACE como un filme de acción fantástica de buen fuste.
Sin duda que Jason Statham se ha transformado en el nuevo gran héroe de acción, como lo fue en los ochenta Stallone, Schwarzenegeer o Willis… la habilidad y presencia física sumadas al carisma a toda prueba, lo confirman como el rey de la acción actual, sus intervenciones en CRANK Y EL TRANSPORTADOR han ido fraguando dicho sitial.
LA PELICULA ES RECOMENDABLE PARA AQUELLOS QUE LES ENCANTEN LAS SACUDIDAS... ¡ Y QUE SACUDIDAS!…