lunes, 27 de octubre de 2008

LOS EXTRAÑOS (Bryan Bertino, 2008)










LOS EXTRAÑOS


AÑO: 2008
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: BRYAN BERTINO
PRODUCCIÓN: DOUG DAVISON, NATHAN KAHANE, ROY LEE
PROTAGONISTAS: LIV TYLER, SCOTT SPEEDMAN, GEMMA WARD, KIP WEEKS, LAURA MARGOLIS.


ARGUMENTO:

Una joven pareja, tras asistir al matrimonio de una amiga, deciden pasar la noche juntos en una casa que ambos tienen en medio de un paraje desolado, rodeados de árboles y una carretera solitaria.


COMENTARIO:

Con 31 años a cuestas, el joven director Bryan Bertino, de pasado maquinista de películas de bajo presupuesto, nos entrega este film basado en un guión propio y estructurado de manera sobria, como una historia simple y creíble aunque con tintes fantásticos. La película trata sobra lo que le ocurre a una pareja que luego de asistir al matrimonio de una amiga decide pasar la noche en una casa alejada del entorno urbano. Este hecho es una metáfora a la relación que ambos mantienen, ya que en detalles se puede percibir que no están bien, aun cuando se quieren...

Ese el punto de partida; recuerdos, miradas, palabras, frases... todo un adorno de la situación silenciosa que se extiende por 30 minutos del metraje. Después viene la irrupción de tres personajes oscuros(dos mujeres y un hombre), cubiertos con máscaras inexpresivas muy coloridas e inocentes (menos el hombre que posee un saco en la cabeza). Comienzan llamando a la puerta, como buscando a alguien, luego golpes violentos, ruidos y apariciones fantasmales en los alrededores de la casa. Es aquí, cuando la pareja se ve envuelta en un torbellino de terror al verse vulnerables a estos tres seres que no buscan nada más que trastornarlos y asesinarlos con mucha brutalidad.
La película se desliza por esta columna vertebral hasta acabar en un final previsible y sin ninguna chispa (eso si que deja la puerta abierta a una segunda parte). Se nota que este director es nuevo y todavía debe buscar el puso exacto para crear estilo propio. El suspenso es pobre y recurre a cliches ya rebuscados (gritos, apariciones de golpe, persecusiones) y como ese que dice "BASADO EN HECHOS REALES". Su dirección no tiene ningún elemento innovador o jugado, las actuaciones están bien (sobre todo la estupenda Liv Tyler) pero no logran salvar una película que muy pronto estará en el baúl de las pelis del montón. Debo reconocer que la puesta en escena es sólo suficiente en cuanto aspectos técnicos, pero demasiado plana... a mi personalmente no me causó nigún sobresalto, ya estoy hasta el copete de estas películas que recurren a las fórmulas de terror... para mi el terror como género debe ser amplio, sin recetas... con historias abiertas, personajes atractivos y en constante evolución, ritmo acorde con las escenas, música destacada, en fin, cosas que no vi en esta película que tampoco está tan tirada, pero la recomiendo para quienes quieren pasar el rato, sin exigir demasiado, e incluso reír con algunos momentos que rayan en lo estúpido (el guión tiene algunos baches insalvables).

El final previsible desde el minuto uno, coronó 85 minutos de preguntarme ¿con qué me quito el mal sabor de boca?...

MALA SIN VUELTAS...