miércoles, 4 de marzo de 2009

EL REY DE LA MUERTE (Jorg Buttgereit, 1989)











EL REY DE LA MUERTE


AÑO: 1989
PAÍS: ALEMANIA
DIRECCION: JORG BUTTGEREIT
PRODUCCIÓN: MANFRED O. JELINSKI
PROTAGONISTAS: HERMANN KOPP, NICHOLAS PETCHE, ANGÉLIKA HOCH, MICHAEL KRAUSE, HEINRICH EBBER, EVA KURZ, ANDREAS DOEHLER, FRANZ RODENKIRCHEN, HARALD LUNDT.


ARGUMENTO:

Siete días, siete personas, siete momentos, siete mundos que giran sus propias películas en las que el denominador común es la angustia de la vida y el descanso de la muerte… para llegar al éxtasis hay que sufrir… Buttgereit nos presenta su segundo largometraje donde hace una profunda reflexión sobre la muerte a través del suicidio de siete personas con vidas totalmente disímiles pero con un final compartido: UN ENCUENTRO CON EL REY DE LA MUERTE MIENTRAS EL CUERPO HUMANO CRUZA EL METRAJE PARA MOSTRAR EL PARAISO DEL QUE TANTO SE HABLA: EL EDÉN DE LOS GUSANOS DE LA PUTREFACCIÓN…


COMENTARIO:

La segunda película de Jorge Buttgereit no podía escapar del tema Karma para este realizador: la muerte… ya en NEKROMANTIK se había sumergido en las aguas de la necrofilia en un relato sórdido y enfermo, y esta vez se enfoca desde el punto de vista del suicida… aquel que en ocasiones da vuelta en su cabeza la idea de que la vida no tiene ningún sentido y provoca más sufrimiento que felicidad, pero que desde otro prisma, digiere el suicidio como un acto instantáneo, sin pesar, donde se puede pasar de la aparente tranquilidad a un estado terminal de locura reprimida totalmente inconciente… Buttgereit estructura el filme como la sucesión de los días de una semana en los que se empeña en mostrar, con tintes poéticos malditos, lo que acontece en la vida de varios personajes:
1.- Un oficinista llama a su lugar de trabajo y renuncia… tras cartón, alimenta a su pez y se da un baño de tina… allí consume gran cantidad de fármacos que lo llevan a una muerte apacible en lo externo y tormentosa en su mente…
2.- Un joven alternativo arrienda una película sobre torturas nazi y se dispone a verla en su casa… de pronto aparece su novia o algo así y le reclama por el nivel excesivo de violencia… él no tiene otra mejor idea que volarle los sesos y enmarcarlos… finalmente se cuelga…
3.- Un sujeto con problemas maritales se confiesa con una extraña en medio de un parque mientras se desata una terrible tormenta (fiel reflejo de lo que acontece en su alma) luego de explicar con lujo de detalles su frustrado matrimonio, toma un arma que le ofrece la mujer y se vuela los sesos…
4.- Sólo música e imágenes de un puente donde montones de personas encontraron la muerte, desde jóvenes a personas mayores…mucho silencio, como ese que engalana la verdadera muerte, fuera de rituales o escenas de un cielo didáctico…
5.- Un mujer mayor con una evidente frustración afectiva producto de un trauma infantil, asesina a una pareja de jóvenes en pleno acto sexual… ella es una muerta viviente… como muchos de nosotros sin darse cuenta…
6.- Una mujer graba con una cámara los devaneos asesinos de un rockero de mala muerte…
7.- Un tipo trastornado se golpea la cabeza sin cesar contra la pared, emitiendo gemidos que afilan los nervios del espectador en segundos que reflejan una parte importante de la esencia humana…

Buttgereit, en poco más de una hora, se manda una película de difícil absorción por lo denso del tema y lo experimental de la puesta en escena, compartiendo la suciedad de imagen y lo psicótico de las historias… a mi me agradó no llegando a la alturas de las NEKROMANTIKS pero sí hay que reconocer que más de algún momento quebrará las duras barreras que cubren nuestra piel… angustia y dolor se funden con placer y morbo… sólo Buttgereit logra elevar estas contradicciones a cuestiones existenciales ineludibles para todos…


UN FILME HONESTO, DIRECTO Y PERTURBADOR… LOS GUSANOS SON LOS VERDADEROS REYES DE LA MUERTE Y NO HAY MÁS... PARA OBSERVAR Y OBSERVARSE...