jueves, 9 de abril de 2009

UNA MARIPOSA CON LAS ALAS ENSANGRENTADAS (Duccio Tessari, 1971)











UNA MARIPOSA CON LAS ALAS ENSANGRENTADAS


AÑO: 1971
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: DUCCIO TESSARI
PRODUCCIÓN: DUCCIO TESSARI
PROTAGONISTAS: GIANCARLO SBRAGIA, HELMUT BERGER, IDA GALLI, NAUSICAA GIRAUD.


ARGUMENTO:

Se produce un cruel asesinato en un parque muy concurrido; la víctima es una bella joven que apareció apuñalada y con signos de haber querido ser violentada sexualmente. El principal sospechoso es un presentador de televisión, quien a la luz de todas las pistas mostradas en el juicio es culpable, aunque su abogado intente demostrar que sólo se trata de una especulación… mientras ocurre eso, otra muchacha es asesinada y la baraja de sospechosos se diversifica… paralelamente, la esposa del acusado lo engaña con el propio abogado y además su hija comienza una extraña relación con un pianista algo trastornado…


COMENTARIO:

Un realizador tan emparentado con el clásico spaghetti western, que comenzó como ayudante del director Sergio Leone, es el responsable de esta película enmarcada en el sub-género giallo en pleno auge del mismo. Siendo un declarado fanático de esta corriente cinematográfica, debo señalar que este filme es una mediocre muestra de falta de sentido narrativo y de escasa creatividad sensorial. Me explico, primero tenemos un director que no repara en construir un largo basado principalmente en extensas jornadas judiciales que terminan por saturar la pantalla y desvirtúan la esencia de la historia que se está contando; segundo, es un giallo sin sello personal, una huella que sí podemos observar en realizadores como Darío Argento, Mario Bava o Sergio Martino, por nombrar algunos… Tessari es más bien un artesano que probó con una historia cuyo principio es interesante pero que con el transcurrir de los minutos se torna densa y empalagosa, el juicio al que se somete el principal sospechoso es más jocoso que de suspenso y la película termina siendo una conjunción de líos amorosos con rasgos esquizofrénicos y derechamente degenerados… el abogado defensor termina metiéndose con la esposa del acusado y, a su vez, queriendo tener algo con la hija del mismo, así también, vemos a un joven y descontrolado pianista que finalmente resultará ser el novio de la primera joven muerta que también sentirá atracción por la hija del presunto culpable…
El filme centra sus energías en el extenso juicio del maduro presentador de televisión que es acusado de matar a una joven desconocida en un parque y en mostrar las facetas psicológicas más atrofiadas de personajes que viven dobles vidas como una mujer de buena posición social, amiga del acusado, que es alcohólica; el presentador que disimula su calvicie gracias a un bisoñé, la mujer de este que aparenta ser una devota esposa y termina en la cama con el abogado que también aparenta querer salvar a su defendido cuando en realidad lo que desea es que sea el asesino… todo un juego de imágenes que hacen olvidar el verdadero sentido del giallo que es la presencia de un psicópata con misteriosas motivaciones que asesina brutalmente a las personas, rodeado de una cuidada puesta en escena, dentro de un guión hábil e inteligente, y que conste de actuaciones solventes… nada de eso hay en UNA MARIPOSA CON LAS ALAS ENSANGRENTADAS… simplemente Tessari intenta hacer otra cosa, más bien un filme con cierto suspenso y engaños pero que no cuaja en lo absoluto… el final es desconcertante, pero por lo malo y aburrido, coronando un metraje para el olvido…


GIALLO DESCONOCIDO QUE ES MEJOR QUE SE QUEDE EN SU TUMBA…