jueves, 2 de abril de 2009

DEMONS (Lamberto Bava, 1985)















DEMONS


AÑO: 1985
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: LAMBERTO BAVA
PRODUCCIÓN: DARÍO ARGENTO
PROTAGONISTAS: FIORE ARGENTO, KARL ZINNY, NATASHA HOVEY, URBANO BARBERINI.


ARGUMENTO:

Un grupo de personas son abordadas en la calle e invitadas al estreno de una película en un cine desconocido. Varios especímenes de la gran fauna humana acuden al estreno y al llegar se encuentran con un misterioso filme sobre el descubrimiento de una maldición demoníaca que hacen unos jóvenes en medio de unas ruinas; uno de ellos es poseído por el espíritu del mal y tras volverse un frenético zombie comienza a matar a los demás… pero no todo queda en una simple ficción, ya que el argumento de la cinta se traspasa a la realidad de los espectadores y a través del contagio de una de las asistentes, todo el resto ve peligrar su vida, puesto que deben escapar de los monstruos ávidos de sangre que se van multiplicando, al mismo tiempo que se percatan de que el cine se ha transformado en una verdadera bóveda, donde no hay posibilidades de huir…


COMENTARIO:

La historia de este filme es bastante particular y ya me parece haberla visto en otra peli llamada ANGUSTIA, pues bien, ante todo debo decir que Lamberto Bava, el director de esta película, es el hijo del gran maestro Mario Bava y por lo mismo, siempre ha estado expuesto a las comparaciones… personalmente creo que no existen demasiados puntos de encuentro en sus obras, ya que por un lado Mario fue un tipo más cercano al cine de terror clásico, demostrando un real talento a la hora de plasmar su idea fílmica y además es reconocido como el creador del sub-género Giallo… Lamberto, por su parte, es un director de terror más simple, más chabacano y con una gran cantidad de tropiezos por su falta de genialidad… con esto no quiero afirmar que no posea talento, sino que es claro de sus limitaciones creativas y por ende no se hace problemas en tender hacia el cine más light, de contenido simple y con la determinante de entretener por sobre cualquier otra…
DEMONS es una de esos filmes ideales para ver una noche lluviosa de otoño, con algo rico para comer y tomar, ya que es entretenido de principio a fin… Bava no se va por las medias tintas, sino que se la juega por una historia sencilla y alucinante que no guarda lógica alguna y donde lo único importante es hacer pasar un buen rato al espectador fanático del terror… el proponer tomar un grupo de personas y encerrarlas en un cine a visionar una peli de terror brutal es excelente y si a eso agrega la posesión diabólica, a través de una singular máscara de satanás, que se comienza a ejercer en cada uno de los asistentes, volviéndolos sanguinarios zombies, tenemos una cinta con todos los ingredientes para gozar como perros…
La película es una de las más clásicas dentro del cine de terror de los ochentas y con toda propiedad… los efectos especiales son de primera línea, la dirección de Bava es dinámica y logra crear tensión y momentos muy escabrosos como cuando es descubierta la primera persona que se transforma en zombie (es una puta que va al baño), cuando otra prostituta es arañada por la primera y aparece detrás de la pantalla, cuando dos personas son atadas y obligadas a un beso triturador, cuando aparece la horda de zombies con los ojos inyectados en luz, en una toma genial… en fin, la caracterización de los zombies es buena y salvaje, además las actuaciones están acorde con el carnaval de sangre que se nos presenta (el filme se toma en serio pero en ánimo de locura desatada), del guión sólo puedo destacar la capacidad de Bava para meternos en el juego de una joda con tintes apocalípticos y sacudirnos hasta el final… cabe destacar que la producción es de Darío Argento con un ojo comercial muy fino...
Bava tuvo tanto éxito con este filme que rodó un par de secuelas que no llegaron al nivel de esta pero que sí entretienen bastante…

UN CLÁSICO OCHENTERO QUE ENTRETIENE POR SOBRE CUALQUIER DEFICIENCIA EVIDENTE…