lunes, 31 de agosto de 2009

SHOCK (Mario Bava, 1977)






















SHOCK


AÑO: 1977
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: MARIO BAVA
PRODUCCIÓN: TURI VASILE
PROTAGONISTAS: DARÍA NICOLODI, DAVID COLIN JR, IVAN RASSIMOV, JOHN STEINER.


ARGUMENTO:

Dora es una joven mujer que vuelve a vivir a la casona que compartió con su fallecido esposo, el cual se suicidó, y lo hace en compañía de su actual pareja (piloto de avión) y de su pequeño hijo Marco. Al principio todo marcha bien y debido al tiempo que pasa sola junto al niño, la relación con él se estrecha y se hace más comunicativa… los problemas surgen poco después a raíz de que el comportamiento de Marco comienza a tornarse extraño, aislado y algo “diabólico”… Dora no encuentra explicación y además ella misma sufre de alucinaciones macabras que le recuerdan a su anterior marido, lo que aflora en su mente un sentimiento de culpa por la muerte del sujeto… todo se hará más sofocante y Dora tendrá que enfrentar a su pasado y a la idea de que Marco podría estar poseído por el espíritu tortuoso del padre quien volvería a cobrar venganza…


COMENTARIO:

Mario Bava es un genio muy especial… es uno de mis grandes directores (como lo he mencionado en más de alguna oportunidad) y claramente es lo que yo llamo: UN CREADOR DE ORGASMOS… salvo algunos baches en su filmografía, Bava ha sido uno de los pocos directores que me han torturado de placer y me han hecho acabar pidiendo más y más… este es su último trabajo en celuloide (ya que después realizó un filme para la televisión) y creo que es un broche de oro para su deliciosa obra… ante todo SHOCK es una película austera, sin grandes pretensiones, pero que funciona con el engranaje que sólo un maestro podría imprimirle… la cinta cuenta con un sólido guión (autoría del magnífico Dardano Scacchetti y de Lamberto Bava), una dirección cuya cámara está siempre buscando planos estimulantes y encuadres lúdicos que le otorgan a la cinta un halo de misterio y tensión progresivo, las actuaciones son potentes, Daría Nicolodi está bellísima y notable en el rol de Dora, una mujer desequilibrada cuya cornisa mental de cristal está quebrándose pedazo a pedazo, John Steiner también llega a una altura creíble y el pequeño que encarna a Marco cumple con la labor que se le encomienda, sobre todo en momentos claves de la película como cuando repite una y otra vez: “¡Puercos!, ¡puercos” mientras su madre y su pareja hacen el amor en el living de la casa… la banda sonora es otro punto a considerar, puesto que el grupo musical LIBRA realiza un trabajo de categoría que inyecta al relato de una atmósfera tétrica que nada tiene que envidiarle a las mejores obras de Bava durante su Peak… sin duda que enumerar los instantes logrados del filme daría para largo y restaría sorpresa al visionado pero por nombrar algunos están:
-Cuando Marco se despierta a medianoche y se asoma al jardín para presenciar como el columpio se mece solo…
-Las visiones de Dora en el jardín al confundir un rastrillo con una mano que se aparece desde la tierra…
-El delirio nervioso que le genera a la mujer cuando encuentra a su hijo llorando en el sótano y lo traslada en brazos a su dormitorio pensando que estaba enfermo…
-Cuando imagina un cuchillo cartonero volador que intenta ultimarla…
-Su encuentro (recuerdo) con su marido y la muerte de este…
Mejor detenerme ya que no quiero develar las muchas secuencias de placer que tiene para ofrecer SHOCK, la obra final de Mario Bava que les aseguro, no los defraudará…

OBRA MACIZA DE UN AUTOR NOTABLE QUE SE MANDA UN BROCHE DE ORO DIGNO DE SU MARAVILLOSA CARRERA…