miércoles, 4 de marzo de 2009

DEVORADOR DE SUEÑOS (Daniel De la Vega, Pablo Parés, 2004)









DEVORADOR DE SUEÑOS (JENNIFER'S SHADOW)


AÑO: 2004
PAÍS: ARGENTINA-ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: DANIEL DE LA VEGA, PABLO PARÉS
PRODUCCIÓN: P.J. PETTIETTE, CLAUDIE VIGUERIE
PROTAGONISTAS: FAYE DUNAWAY, GINA PHILIPS, DUILIO MARZIO, NICOLÁS PAULS, HILDA BERNARD, ELVIRA ONETTO, PETER HOLTEN ANDERSEN.


ARGUMENTO:

Jennifer es una joven que viaja a Argentina con el fin de reclamar la vieja y gótica mansión familiar que heredó tras la muerte de su hermana gemela. La única persona que habita la casa es su avejentada abuela Mary Ellen quien se opone a perder la que considera como su más grande posesión. Al poco andar, Jennifer va sintiendo el deterioro de su salud y pronto descubrirá que esto se debe a que su familia está bajo el poder de una maldición, proveniente de su propia abuela, la que consiste en la invocación de demonios que en forma de cuervos roban cada noche un órgano vivo de los cuerpos… Apoyada sólo en el novio de su hermana, Jennifer hará frente a este sortilegio sin pensar en lo que arriesga y sus consecuencias…


COMENTARIO:

Esta es la segunda peli que veo del director Daniel De la Vega, claro que en esta ocasión comparte honores con su coterráneo Pablo Parés, creador de la productora FARSA y de la saga de muertos vivos PLAGA ZOMBIE, que este año estrena su tercera parte. Al principio, fruncí un tanto el ceño, ya que la primera obra que visioné de De la Vega, LA MUERTE CONOCE TU NOMBRE, me pareció entretenida, rica visualmente, pero sobre con un guión endeble y mal trabajado, que le restó progresión y sorpresa al producto final; pues bien, por un lado tenemos a De la Vega y por otro a Parés con su desfachatado y exagerado sentido estético, además de la capacidad de mantener la entretención y la tensión gore a pesar de contar con recursos limitados…ESO SE LLAMA TALENTO…¿qué esperar entonces? ¿una mezcla amorfa de dos reconocibles talentos con estilos disímiles o una película que rescatara lo mejor de cada uno y diera como resultado una obra de terror gótico con inteligente progresión narrativa y de atmósfera?... NI LO UNO, NI LO OTRO… la sensación que queda al final, es la de asistir a una cinta muy tratada desde el punto de vista técnico, con apreciable fotografía y actuaciones de nivel, pero fallida en cuanto al ritmo del guión y el desarrollo de la historia… más bien me pareció que se impuso el pulso de De la Vega, con sus aciertos y errores, y que la velocidad y potencia de Pablo Parés se quedaron en la reserva…
DEVORADOR DE SUEÑOS posee una historia atractiva, en cuanto drama de horror, que en sienes da para mucho, pero que en las manos de ambos cineastas se diluyó como agua… el argumento de esta joven que viaja a reclamar la mansión familiar como herencia, luego del fallecimiento de su hermana gemela y donde encuentra la férrea oposición de su abuela, es enganchador, pero a poco andar, se diluye en una lentitud atroz que no logra ser maquillada por la magnífica fotografía que aprovecha el juego de luz sombra y las buenas actuaciones tanto de Faye Dunaway como de Gina Philips… cada acción es pesada como el engrudo y ni la aparición del cuervo nocturno logra despertar en el espectador el horror que padece Jennifer… lo mejor son los momentos en el incinerador del cementerio y los aullidos de los integrantes de la familia tras ser arrojados al fuego… poco para una película que debió llegar más lejos en calidad argumental con una puesta en escena impactante y sin respiros…
Daniel De la Vega vuelve a dejarme con sabor agrio y aun cuando se le nota el talento, creo que debe enfocarse en sacarlo a través de establecer un sello personal donde prime el equilibrio técnico y de contenido para que sus obras no se transformen en pelis de terror del montón…


UNA DECEPCIÓN EN CUANTO RESULTADO FINAL CUYO ÚNICO PUNTO A FAVOR ES LA CALIDAD ESTÉTICA…