sábado, 20 de junio de 2009

BLOOD FEAST (Herschell Gordon Lewis, 1963)















BLOOD FEAST


AÑO: 1963
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: HERSCHELL GORDON LEWIS
PRODUCCIÓN: DAVID F. FRIEDMAN
PROTAGONISTAS: CONNIE MASON, WILLIAM KERWIN, MAL ARNOLD, LYN BOLTON, SCOTT H. HALL.


ARGUMENTO:

El dueño de una tienda especializada en productos exóticos del antiguo Egipto, quien es además escritor de un libro sobre rituales fúnebres de esa civilización, se transforma en un sanguinario asesino de jóvenes y vírgenes mujeres debido a su fanática devoción por Ishtar, la diosa de la muerte… sus crímenes tienen aterrorizada a toda una ciudad y la policía no da con el camino correcto, es entonces cuando dicho hombre es contratado para organizar un banquete de cumpleaños a la hija de una acaudalada mujer, lo que en algún momento se volverá el hilo conductor para que la justicia logre descubrir tamaño horror…


COMENTARIO:

Primera película gore… simplemente eso, un primer acercamiento al sub-género de terror llamado gore, que se caracteriza por mostrar, de forma explícita, muertes violentas, bañadas de sangre, con muchas vísceras y violencia a granel… Herschell Gordon Lewis, el autor de esta particular irrupción cinematográfica, fue el que concibió el cine violento con un acercamiento mayor a lo que sucedería en la realidad, vale decir, con una protagónica presencia de la sangre como elemento de impacto, lo que traería un mayor éxito comercial por su “propuesta novedad”… lo que está claro nunca pensó Lewis es que además del impacto visual, como un primer paso, un filme para quedar en la historia y no evidenciar el estrago de los años, debe, por obligación, estar acompañado por un buen guión, actuaciones de nivel, dirección jugada e imaginativa, una fotografía de excepción y una banda sonora que se anidara en la mente de los espectadores… pues bien, ello no ocurre ni por si acaso con BLOOD FEAST… estamos en presencia de una cinta plana, sin suspenso, sin actuaciones a lo menos correctas, un guión endeble y sin sentido… una completa barca a la deriva que del único salvavidas que se sostiene es de ser “la primera película gore de la historia del cine”… quizá para algunos eso pueda ser suficiente, pero creo que, aun reconociendo este aspecto, es imperante ser exigente y crítico… el resumen del filme se remite a una sucesión de muertes violentas, con mucha sangre y tripas, perpetradas por un psicópata fanático de la cultura egipcia, que está muy mal caracterizado y cuyo actuar es digno de un estúpido profesional, que no tiene nada que ver con su demencia…
El final es esperado desde el inicio y el sabor de boca que deja el largometraje es que lo único destacable son los artesanales efectos especiales, que para una película de bajo presupuesto no merecen mayores comentarios…
Una obra de culto que se ganó un lugar gracias a la hemoglobina oportunista que mostró en pantalla y no a verdadero talento…

PARA FANÁTICOS DEL GORE QUE QUIERAN CONOCER LOS ORIGENES DEL SUB-GÉNERO…