viernes, 3 de abril de 2009

LA MONTAÑA DEL DIOS CANIBAL (Sergio Martino, 1978)













LA MONTAÑA DEL DIOS CANIBAL


AÑO: 1978
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: SERGIO MARTINO
PRODUCCIÓN: LUCIANO MARTINO
PROTAGONISTAS: URSULA ANDRESS, STACY KEACH, ANTONIO MARSINA, CLAUDIO CASSINELLI.


ARGUMENTO:

Una mujer emprende un viaje, en compañía de su hermano, a una misteriosa isla en la costa de Nueva Guinea con el fin de encontrar a su esposo que es un connotado científico. Para ello, solicita ayuda a un amigo de su marido, quien es un experto en expediciones de este tipo y conoce el lugar a cabalidad, luego de que la embajada británica desistiera de continuar la búsqueda. Los tres más un indígena que estaba al servicio del amigo, se lanzan en esta peligrosa travesía donde se encontrarán con toda clase de animales salvajes y con una mortal maldición que rodea la montaña de la isla ya que el sitio fue habitado por una tribu de caníbales…


COMENTARIO:

Después de una década entregándonos giallos de calidad, Sergio Martino se atrevió con esta película influenciada por la corriente del género mondo de caníbales que en Italia había tenido bastante éxito, ya recordarán ustedes a Umberto Lenzi (EL PAÍS DEL SEXO SALVAJE, COMIDOS VIVOS, CANIBAL FEROX), Bruno Mattei (VIRUS CANIBAL) y Ruggero Deodato (EL ÚLTIMO MUNDO CANIBAL, HOLOCAUSTO CANIBAL), por nombrar algunos. Esta película contó con la participación de Stacy Keach, actor gringo de gran recorrido en el cine y Ursula Andress, actriz de origen suizo que alcanzó la fama interpretando a la primera chica Bond en DR. NO (1962), por lo que la producción fue muy cuidada y donde vemos claramente que las escenas más crudas o de brutalidad extrema se dan siempre alrededor de estos protagonistas… me explico, la historia del filme cuenta las aventuras de una mujer madura que acompañada de su hermano y de un amigo de su esposo, emprende un viaje a una maldita isla frente a la costa de Nueva Guinea, la que está habitada por una tribu caníbal… ahora bien, lo realmente salvaje de la cinta transcurre fuera de la acción de los actores principales, por ejemplo, la bestialidad que representa la lucha de animales y los rituales escabrosos de las tribus aborígenes se muestran en desarrollo paralelo a lo que van viviendo nuestros intrépidos aventureros… nunca Ursula Andress aparece interactuando en las escenas shockeantes que la película posee (y la verdad es que no son muchas), salvo cuando sobre el final aparece desnuda en topless, mostrando que su cuerpo todavía estaba a la altura del recuerdo Bond…
El filme se divide en dos partes: la primera que es pura aventura y acción de matinée, aderezada con secuencias de lucha entre animales (lo mejor es cuando la serpiente se traga al mono) y la segunda que muestra la brutalidad de la tribu caníbal en sus ceremonias de carácter místico sexual con un final horriblemente aburrido (entre las escenas están el desenfreno sexual de una pareja, acto de zoofilia con un cerdo gigantesco, la masturbación sensual de una aborigen, la castración de un salvaje ofrecido al sacrificio y por supuesto la cena esperada de un voluntario…
Como filme de caníbales, LA MONTAÑA DEL DIOS CANIBAL no ofrece gran cosa… es simplemente una peli que aprovechó su momento y sacó sus dividendos con conocidos protagonistas, ya que el guión es simple y sólo cuenta con una que otra sorpresita final que no sorprende a nadie, la fotografía es aceptable y las actuaciones le dan el sustento de soportable… el final es burdo y desvirtúa lo poco bueno que aparece en cuenta gotas dentro de la montaña…

UNA PELÍCULA QUE ENTRETIENE ALGO, PERO QUE NO TRASCIENDE DENTRO DEL GÉNERO MONDO DE CANÍBALES… SÓLO SALVA CON LO JUSTO…