jueves, 5 de febrero de 2009

CREPÚSCULO (Catherine Hardwicke, 2008)












CREPÚSCULO


AÑO: 2008
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: CATHERINE HARDWICKE
PRODUCCIÓN: MARK MORGAN, GREG MOORANDIAN, WYCK GODFREY.
PROTAGONISTAS: KRISTEN STEWART, ROBERT PATTINSON, ASHLEY GREENE, PETER FACINELLI, ELIZABETH REASER, JACKSON RATHBONE.


ARGUMENTO:

Una solitaria joven de 17 años de nombre Bella decide viajar al pequeño poblado de Forks en el estado de Washington para vivir con su padre luego que su madre se casó en segundas nupcias… Al principio, su vida se circunscribía a la rutina gélida del lugar… la humedad y la lluvia eran su compañía más cercana, hasta que en la secundaria donde comienza a estudiar, conoce a Edward, un joven tan retraído como ella que pertenece a una extraña familia de la zona, lo que despierta su curiosidad… ambos se observan, se sienten… cuando se miran a los ojos hay una sueva corriente que se genera en el ambiente y que los transporta a un nuevo mundo… es así como inician una amistad donde se van descubriendo mutuamente hasta enamorarse… Esto permite que Bella recorra hasta los más profundos secretos de la vida de Edward quien detrás de esa careta imperturbable esconde la tortuosa existencia de un vampiro que se debate entre el dilema de amar sin contemplaciones y las potentes fuerzas por alimentarse de sangre humana…


COMENTARIO:

Filme basado en la novela homónima de Stephenie Meyer que recaudó más de 150 millones de dólares en sus primeras semanas de estreno en Gringolandia… éxito absoluto en todo el mundo… una historia de amor adolescente con una atractiva puesta en escena que sabe enganchar en los puntos exactos, sin desvirtuar una historia simple pero bien contada… el guión relata el encuentro de Bella, una joven que tras el segundo casamiento de su madre, decide ir a vivir con su padre quien es policía en un pueblo llamado Forks en el estado de Washington y Edward, un atormentado vampiro que vive junto a toda su familia (también vampiros) alimentándose de la sangre de animales… como él mismo dice “te mantiene fuerte pero no te satisface…”, paralelamente llega al pueblo otro grupo de vampiros más radicales y sanguinarios que no escatiman en muertes para saciar su salvajismo y su presencia adquirirá un rol importante en el desarrollo de la trama… Ambos jóvenes se conocen en la escuela secundaria y el amor es ha primera vista…Edward no puede explicarse el atractivo letal que le ha despertado Bella… tan sólo su olor ha bloqueado su poder de leer las mentes... es aquí donde el joven vampiro se debate en un fuerte dilema: amar o dejar que su naturaleza se exprese… ama a Bella pero desea su sangre… pues bien, se la juega por el primer camino y todo parece resultar… inclusive le presenta a su familia, la que está compuesta por jóvenes adoptados por un médico, el que los fue mordiendo uno a uno, hasta seleccionar a todos sus hijos… (¿fuera así?)… pero las contradicciones y las angustias de este amor, inestable emocionalmente, les pasa la cuenta y pronto se verán enfrentados a una serie de sucesos violentos que los pondrán a prueba…
La película, como producto esencialmente comercial que es, resulta de maravilla… la directora se monta una puesta en escena atractiva visualmente, con imágenes donde el escenario natural es el protagonista principal… la fotografía gélida de tonos azulados saca partido a las condiciones climáticas y se vuelve un medio por el cual los personajes canalizan sus emociones y sentimientos… las actuaciones son justas… no hay puntos altos ni excesivamente bajos y se complementan bien en un guión lineal, de estructura simple pero con algunos baches notorios en secuencias que hacen guatear al filme, ya que existen escenas que rayan en lo absurdo y le restan intensidad a la progresión narrativa… personalmente no hubo ningún momento destacable o superior… por su parte, los efectos especiales fueron utilizados en su justa medida y no manchan groseramente la pantalla… un aspecto a favor… Me recordó algunos pasajes de mi juventud cuando experimenté con beber sangre e incluir ese elemento en las relaciones sexuales... una joda que ahora me parece simpática...
No se le puede pedir más, entretiene y punto… CREPÚSCULO no oculta su intención de mostrar un amor adolescente con todos los ingredientes-gancho que necesita para ganar adeptos entre la población joven: una historia de amor, jóvenes alienados emocionalmente, belleza, diálogos sencillos, personajes extravagantes, situaciones de acción, en fin… una mezcla perfecta que da comienzo a una nueva saga comercial en el celuloide que dará que hablar…

UN FILME CORRECTO QUE NO PRETENDE MÁS DE LO QUE OFRECE: ENTRETENCIÓN SIMPLE Y DIRECTA…