viernes, 27 de marzo de 2009

LA COLA DEL ESCORPIÓN (Sergio Martino, 1971)









LA COLA DEL ESCORPIÓN


AÑO: 1971
PAÍS: ITALIA
DIRECCIÓN: SERGIO MARTINO
PRODUCCIÓN: LUCIANO MARTINO
PROTAGONISTAS: ALBERTO DE MENDOZA, ANITA STRINDBERG, GEORGE HILTON, IDA GALLI.


ARGUMENTO:

Una bellísima mujer recibe la noticia de la muerte de su esposo tras explotar el avión en que viajaba. Sin inquietarse, debido a que hace tiempo vivían separados, la mujer es notificada que el difunto tenía un seguro a nombre de ella por un millón de dólares. Con una gran tranquilidad, decide ir a cobrar el dinero a Grecia para poder iniciar una vida con su joven amante. Con lo que no contaba era con que la institución de seguros colocaría un investigador tras sus pasos, sospechando de su vinculación con el accidente de su esposo; además se entera que este tampoco era de los trigos muy limpios ya que tenía su amante con la que pensaba formalizar su relación y nombrarla como destinataria del mentado seguro. Es allí, donde la mujer se verá en medio de una virulenta persecución por parte de la amante de su esposo y por parte de un misterioso asesino quienes tratarán de sustraerle el botín…


COMENTARIO:

Estamos en presencia de un giallo de fábrica de la mano de Sergio Martino, quien construye la película sobre la base de una historia de engaños y venganzas al por mayor que le dan numerosas vueltas de tuerca al resultado final del filme. Además Martino no olvida la cuota de erotismo y violencia que debe estar en cada momento de la cinta, otorgándole un encanto especial y atractivo.
LA COLA DEL ESCORPIÓN cuenta la historia de una mujer que recibe un millón de dólares como seguro por la muerte de su esposo. Al estar separados y con vidas independientes, la mujer es sindicada como posible responsable del accidente en el que murió su marido. Además, en el camino, surge la figura de un asesino que tratará de matarla y de una mujer, amante escondida de su esposo, que cree ser la verdadera dueña del dinero… el largometraje nos muestra diferentes escenarios, desde Inglaterra hasta Grecia, resaltando el buen nivel de producción con que contó el filme, a pesar de las limitaciones propias que evidencia. La dirección es correcta, con un amplio sentido del ritmo y de los detalles, Martino conoce su oficio y lo lleva por buen camino, logrando plasmar, en tomas jugadas y sugerentes, el universo de apariencias en que se mueven los personajes. Las interpretaciones son muy buenas, resaltando la belleza de las protagonistas que le dan un toque adicional a la película, así como la fotografía y la edición…
Jamás se pierde el interés aunque, por momentos, Martino, en su empeño por esconder la sorpresa final, cae en ciertas licencias narrativas que le restan potencia al desenlace de la cinta.
Película hecha con delicadeza, talento y oficio que, sin duda, debe estar dentro de los mejores giallos paridos en la bota…

DESTACABLE Y RECOMENDABLE…