lunes, 8 de diciembre de 2008

TRAILER PARK OF TERROR (Steven Goldmann, 2008)












TRAILER PARK OF TERROR


AÑO: 2008
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: STEVEN GOLDMANN
PRODUCCIÓN: STEVE COX, HARVEY LOWRY Y TODD TUCKER
PROTAGONISTAS: NICHOLE HILTZ, PRISCILLA BARNES, J.P. MANOUX, RYAN CARNES, LEW TEMPLE, TRACEY WALTER, CODY MCMAINS, DUANE WHITAKER, MATTHEW DEL NEGRO.


ARGUMENTO:

Un grupo de desadaptados jóvenes que pertenecen a un instituto de ayuda cristiana son sacados de viaje en un bus para potenciar su convivencia y superar ciertas adicciones (drogas, robo, prostitución). Tras un accidente fortuito, deben caminar hacia un poblado llamado “TRAILER PARK” donde se encontrarán con una bella y sensual anfitriona que esconde un mortal secreto: el lugar es el refugio de despiadados zombies que gozan torturando y matando a los viajeros perdidos.



COMENTARIO:

Basado en un cómic de la editorial gringa Imperium, esta película es una novedosa muestra del género de terror de la década del 2000. Ya bastante aburrido me tenían las producciones Slasher donde los jovencitos idiotas de las pelis tenían que escapar del asesino enmascarado, quien finalmente los mataba de forma sádica. Aquí estamos frente a un film que toma la esencia del Slasher y la aplica a un formato de terror donde se mezcla el gore y sexplotation, dando como resultado una película de mucho humor negro, sangre y sexo…
Se cuenta la historia de un grupo de jóvenes problema para la sociedad (adictos a drogas, sexo, violencia y delincuencia) que son embarcados en un viaje-terapia a través de un instituto cristiano para la rehabilitación. Todo va bien, hasta que el bus donde iban choca de frente con un camión abandonado. Sin mayor elección, los jóvenes toman el rumbo hacia un poblado llamado TRAILER PARK donde el demonio había metido su cola hacía varios años. Allí son recibidos por una mujer muy sensual que los alojará en los diversos trailers con el fin de hacerlos presa fácil para la horda de zombies sádicos que habitan el lugar.
La peli explica, en los primeros 15 minutos, el cómo aquel sitio se transformó en una sucursal del infierno y muestra a la rubia protagonista como una muchacha a la que le matan la madre (una puta obligada a filmar sexo violento) y la pareja. Atormentada por la ira, se encuentra con el mismísimo demonio, quien le otorgará la gracia de asesinar a todos los habitantes de TRAILER PARK, volviéndolos unos zombies sedientos de sangre y carne y de las más bajas aberraciones imaginables.
El largo está muy bien filmado y su guión es creíble dentro de lo fantástico de la historia, los efectos son de lujo (salvo una que otra cabeza colgante), los zombies son unos carniceros (lo mejor es la oriental de los masajes) y las actuaciones marcan el tono (sobre todo la rubia que da varios registros como la muchacha ingenua y como la puta sanguinaria).
No es una película grandiosa pero se deja ver y entretiene, además refresca un tanto las tramas refritas a la que nos tenía acostumbrado el cine de terror gringo. El gran PERO es que el guión se va diluyendo con el correr de los minutos y llega a la meta con el último aliento… ya que reconozco un bombardeo de escenas logradas pero sin una estructura narrativa que las potencie.
No será un clásico pero contiene escenas dignas de disfrutar como cuando la mina oriental se alimenta de un estúpido y caliente muchacho (pajero como el solo) y aquella cuando uno de los zombies va desgarrando la carne del torso de otro joven, para posteriormente meterlo en una fuente llena de aceite hirviendo (como papa frita).

RECOMENDABLE PARA UNA NOCHE DE INSOMNIO PUES NO DECEPCIONARÁ…