martes, 25 de noviembre de 2008

EL JUEGO DEL MIEDO/SAW (James Wan, 2004)













EL JUEGO DEL MIEDO


AÑO: 2004
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: JAMES WAN
PRODUCCIÓN: OREN KOULES, MARK BURG, GREGG HOFFMAN
PROTAGONISTAS: CARY ELWES, LEIGH WHANNELL, DANNY GLOVER, MONICA POTTER, MICHAEL EMERSON, TOBIN BELL.


ARGUMENTO:

Un fotógrafo y un médico despiertan en un baño completamente destruido y abandonado. Ambos no se conocen y recuerdan vagamente el momento en que se perdieron la conciencia. Es entonces cuando descubren que están siendo partícipes de un macabro juego de sangre producto de una mente maniaca y misteriosa.



COMENTARIO:

Recuerdo que esta película llegó a Chile precedida de un gran aparataje de publicidad. Todo era un misterio seductor, todo el mundo quería verla ya que la carátula de “UNA PELÍCULA FUERTE Y CHOQUEANTE” la hacían atractiva al público mayoritariamente joven. Además se mencionaba que la trama era genial y por lo mismo no debía develarse el final por ningún motivo. Cuando observé el trailer me di cuenta que la película tenía lo suyo en cuanto a lo cruda de sus imágenes pero temía que esta fuera su único sustento.
Han pasado algunos años y varias secuelas, y debo decir que EL JUEGO DEL MIEDO (SAW), dirigida por el joven cineasta australiano James Wan (SILENCIO MORTAL Y SENTENCIA DE MUERTE) es un film atractivo. Sí, quizá sea una definición un tanto ambigua pero es lo más cercano que se me viene a la cabeza. La película no es mala ni mucho menos, tiene un guión que se decanta a buen ritmo, lleno de vuelcos y con sorpresas hasta el final, además la ambientación claustrofóbica a través de su cuidada fotografía es un punto a destacar, pero, para ser sincero, no deja de ser un producto de terror más en la larga lista de películas gringas que lo único que buscan es romper la taquilla y generar secuelas interminables.
La historia gira entorno a un médico y un fotógrafo que despiertan de su inconciencia en un baño asqueroso, sin conocerse y sin tener idea lo que les espera. Al poco andar se enteran que son los personajes principales de un juego mortal, ideado por un psicópata muy hábil, que no deja ningún cabo suelto. Se suceden muertes, sangre a galones, torturas aberrantes y vuelcos inesperados, todo en un clima frenético, filmado a ritmo de video clip, en pocas locaciones y con personajes llenos de limitaciones interpretativas (los actores no son buenos, salvo Danny Glover).
El hecho es que lo medular de la historia se puede resumir en lo siguiente: “LAS PERSONAS NO VALORAN LA VIDA HASTA QUE SON CONCIENTES DE PERDERLA”… una premisa estrujada y que finalmente se vuelve aburrida… lo único impactante son lo explícito de las muertes pero nada más. Wan intenta, con éxito, construir un guión aparentemente genial y estéticamente seductor, y ¡SORPRESA! Lo logra con creces… la película es hipnótica y fácil de ver aun cuando su guión revuelto conversa de lo contrario…
LA RECOMIENDO PARA LOS QUE QUIERAN PASAR UN RATO ENTRETENIDO CON LA ESTRUCTURA DEL TERROR GRINGO DE FÓRMULA (GOLPES DE SUSPENSO Y SANGRE EXPLÍCITA) Y PARA LOS QUE SE IMPACTAN CON LOS TRUCOS BIEN REALIZADOS… LA DISFRUTARÁN

NO ES GENIAL, PERO TAMPOCO MEDIOCRE…UN PRODUCTO DE CONSUMO HECHO CON LAS MANOS EXPERTAS DE SU DIRECTOR JAMES WAN…