viernes, 30 de abril de 2010

CATARSIS DE TERROR: ¿QUIÉN PUEDE MATAR A UN NIÑO? (1976)




LA DURA NIÑEZ = LA BLANDA ADULTEZ



¿Quién puede matar a un niño?... esa es la pregunta que plantea Ibáñez Serrador durante toda la película y les confieso que mi cabeza se disparó como un rayo en un vendaval de otros cuestionamientos sobre lo que representa la etapa de la infancia en cada ser humano, y lógicamente, ¿qué me aconteció a mi en ese entonces?...

Recuerdo que en mi comentario sobre este filme, destaqué el tema por sobre la estructura fílmica, ya que siento que Ibáñez Serrador construyó una cinta demasiado liviana sobre el horror que despiertan estas pequeñas criaturas por su proceder violento y el determinar cómo se genera el clima de locura en los niños, puesto que sólo se desliza en la introducción que son esos inocentes los que pagan caro los errores de los adultos como, por ejemplo, lo que ocurre en las guerras y a raíz de eso reaccionan en contra del mundo diseñado por la estúpida adultez…

Aun cuando hay algunas escenas que se salvan, la mayor parte del metraje está falto de ritmo y consistencia… pero de todos modos, si he decidido que la película esté en la sección CATARSIS DE TERROR es por el impacto que me causó el presenciar una situación tan “ilógica” como es ver a unos niños organizarse para matar a los adultos sin ningún escrúpulo… quizá en esencia, el argumento haya sido planteado por otras producciones anteriormente, pero aquí el hecho de no evidenciar una explicación racional al suceso, hace que todo quede en una espesa nebulosa que me dio mucho para pensar…

Es por eso que quiero graficarlo en la siguiente escena, que va de la mano con el desenlace del filme, por ser el punto en que la angustia, el cansancio y el dolor superan al protagonista y lo hacen enfrentar a esos niños, verlos a los ojos y atentar contra ellos con el corazón desgarrado…

La vi cuando tenía unos 24 años y tras su visionado me entusiasmé por conocer algo más de su realizador, es así como además di con su primera obra, LA RESIDENCIA, que claramente es superior a esta y que también cuenta con algunos momentos muy logrados que a futuro incorporaré en el blog…

Por lo pronto, los dejo con esta CATARSIS DE TERROR que me disparó una verdadera radiografía de mi niñez y me hizo darme cuenta de lo trascendental que son, para la vida de adulto, los recuerdos de esa etapa en que somos un verdadero radar de las situaciones y personas…

video

jueves, 29 de abril de 2010

HUELLA / IMPRINT (Takashi Miike, 2005)
























HUELLA / IMPRINT


AÑO: 2005
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: TAKASHI MIIKE
PRODUCCIÓN: FUMIO INOUE, JENNIE LEW TUGEND, LISA RICHARDSON, TOM ROWE
PROTAGONISTAS: BILLY DRAGO, MICHIE ITO, TOSHIE NEGISHI, YOUKI KUDOH


ARGUMENTO:

Un periodista americano (Christopher) vuelve a Japón en busca de un antiguo amor (Komomo), a quien le prometió que algún día la vendría a buscar para llevarla a Estados Unidos. Claro que no todo resulta como esperaba y la búsqueda se extiende por muchos años sin resultados satisfactorios. El desconsuelo lo hace viajar a una misteriosa isla donde cree podría estar Komomo, pero lo que encontrará será la verdad sobre que fue lo que sucedió con ella a través de un oscuro relato que le cuenta una prostituta del lugar.


COMENTARIO:

Cinta circunscrita en la serie gringa MASTERS OF HORROR de 2005, donde Takeshi Miike, el controvertido y talentoso director japonés, da rienda suelta a todos los elementos característicos de su cine en un capítulo de una puesta en escena visualmente atractiva, con un buen comienzo y altas dosis de gore…

Por ejemplo, a través del metraje somos presos de diferentes sensaciones compulsivas: ternura, odio, amor, impotencia, brutalidad, dolor, esperanza y locura… igual que cada uno de los personajes que habitan la historia… esa es una cualidad que le reconozco a Miike y que ha logrado imponer en cada uno de sus trabajos…

Hasta la mitad del filme, les juro que estaba muy interesado con lo que estaba viendo… esta fatídica historia del amor fallido y del dolor que se escondió tras ese encuentro que nunca se concretó, me apretó el corazón… me identifiqué con el personaje central y conforme iban transcurriendo los minutos, me fui dando cuenta que una angustia me poseía sin contrapeso… pero tenía que pasar algo para que todo lo interesante y potente (por lo menos hasta la escena de la tortura) se distorsionara de un plumazo…

Lamentablemente, Miike pierde la ruta de la cinta y el guión se torna confuso y enredado… a la historia principal se le agregan dos historias más que hacen colapsar la estructura esencial del capítulo, lo que deja como saldo un cierre agrio y sin sentido…

Como ya había mencionado, la historia principal es la búsqueda de este periodista gringo de su amor del pasado, con promesas y todo… hasta ahí, yo disfrutaba de un relato doloroso y oscuro… pero luego surgen la historia personal del americano y su hermana (cosa que al final queda en el aire) y la historia de una prostituta, cuyo testimonio se conecta con pasajes de vida de Kimomo, pero que hace perder fuerza al remate del cuento de una forma que raya en el ridículo…

Sin duda que HUELLA daba para otro tipo de propuesta y naufraga en un océano de inconsistencia y mediocridad… de hecho, al final, las actuaciones principales resultan muy lamentables en la piel de personajes sin evolución y abandonados a su suerte…


LA MUESTRA DE UN MIIKE PERDIDO Y POBRE DE IDEAS, DONDE SÓLO SE RESCATAN LOS PRIMEROS MINUTOS DE UNA HISTORIA QUE PUDO Y DEBIÓ SER MÁS…

miércoles, 28 de abril de 2010

BEGOTTEN (E. Elías Merhige, 1991)


















BEGOTTEN


AÑO: 1991
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECCIÓN: E. ELIAS MERHIGE
PRODUCCIÓN: E ELIAS MERHIGE
PROTAGONISTAS: BRIAN SALZBERG, DONNA DEMPSEY, JAMES GANDIA, STEPHEN CHARLES BARRY


ARGUMENTO:

Cuando Dios se suicida con una navaja dentro de una cabaña en medio de un bosque, surge la madre tierra… ella a su vez, se insemina con la esperma de esta divinidad muerta y da como fruto al hijo de la tierra, un ser que se retuerce y que emite quejidos dolorosos, el cual queda a merced de un grupo de nómadas, los que lo torturan tanto a él como a su madre… luego viene el renacer… la nueva vida…



COMENTARIO:

Si hablamos de pelis experimentales, esta sería la encargada de llevar el bombo… ¡que cinta más extraña y hermética!... es, sin duda, una volá de aquellas… una corrida de tejas que seguramente sólo la comprende a cabalidad su realizador… y es que esta historia, inspirada en los relatos bíblicos, pero de manera muy muy libre, es una especie de síntesis del ciclo de la esencia vital… de esa frase que dice que sólo la muerte puede dar vida… de que sólo el despojo y la disolución pueden dar paso a la libertad y a la felicidad… y son llevadas a la pantalla a través de un metraje sórdido, expresionista, con un arduo trabajo detrás, sin palabras, sólo con efectos de sonidos, por momentos muy bien logrados, que martillan en la mente del espectador hasta ingresar en el como una aguja a la vena… es decir, de forma absoluta e irreversible…

El filme es fuerte… muy escabroso y hace colocar la piel de gallina en más de una ocasión, pero personalmente esto no lo logró tan solo la puesta en escena, que de por si es destacable por el arriesgue, sino que la médula del relato en sí…

Ese contenido libre, de traducción espontánea y sin lineamientos marcados, me provocaron una revolución que me ha venido como anillo al dedo en estos momentos… y eso que la peli ya la había visto hace varios años, lo que ocurre es que ahora me agarró con más fuerza por las instancias actuales de vida, que me tienen más reflexivo y meditativo…

Sin ir más lejos, el otro día estaba hablando con una amiga y, de pronto, le lancé: “sabes, yo soy un convencido de que no es verdad ese cuento de que todos nacemos libres… la libertad es una transformación que sólo experimentan los que se atreven, aquellos que vencen el miedo al fracaso y se lanzan, no a buscar, sino a encontrar… esa es la mejor obra que puede realizar un creador… lo que venga después serán solamente obras simbólicas… pero la auténtica obra de vida es el dar ese paso en el vacío… (en referencia al título de un exquisito libro de Alejandro Jodorowsky)”… ella me miró pero seguro que ni por las tapas me entendió… no a todos nos llega ese fuego interno, pero cuando llega hay que dejarse quemar por el…

Volviendo a la cinta, BEGOTTEN es una buena película, interesante y estimulante, pero no es para todos los gustos… no tiene el ritmo ni la propuesta de una cinta tradicional, por lo que es necesario estar dispuesto a bucear… si lo estas, pues que esperas!!!... que como experiencia audiovisual es más que recomendable…


FILME DE TERROR?... NO, EL AGREGADO SE LO COLOCAS TÚ!...

martes, 27 de abril de 2010

BATTLE ROYAL (Kinji Fukasaku, 2000)


























BATTLE ROYAL


AÑO: 2000
PAÍS: JAPÓN
DIRECCIÓN: KINJI FUKASAKU
PRODUCCIÓN: KENTA FUKASAKU, TETSU KAYAMA, MASUMI OKADA, MASAO SATO
PROTAGONISTAS: AKI MAEDA, CHIAKI KURIYAMA, SOSUKE TAKAOKA, TAKESHI KITANO, TARO YAMAMOTO, TATSUYA FUJIWARA


ARGUMENTO:

Al comienzo del nuevo siglo, la sociedad japonesa se ve inmersa en un caos total, en una completa convulsión que se traduce en grandes escaladas de violencia y elevado desempleo, están haciendo estragos en el buen funcionamiento del sistema, y si a eso agregamos la rebeldía fuera de control de la juventud en las salas de clases, tenemos como saldo final la destrucción latente de la estructura social… como medida desesperada para hacer frente a todo este desorden, el gobierno crea la ley BR (Battle Royal) que consiste en tomar a una clase dentro de las miles que existen y colocarla en una isla desierta con el fin de que se autodestruyan por si solos…
El juego tiene como reglas principales: que dura tres días (si al cabo de estos hay más de uno vivo, todos son asesinados), no hay escapatoria, sólo uno puede sobrevivir, cualquier forma de matar es aceptada, los participantes deben llevar un collar-dispositivo para su ubicación y para evitar que hagan alguna trampa y no se puede estar en las zonas consideradas peligrosas…
Es así como una clase cualquiera es literalmente raptada en un bus escolar y llevada a la isla para competir, entre ellos amigos que no pueden aceptar que deberán liquidarse unos a otros si quieren ver la luz de un nuevo día…


COMENTARIO:

Como mencioné en algún comentario anterior este último tiempo estoy flirteando demasiado con el cine oriental, y debido a ese sutil romance es que me he topado con esta pieza del 2000, en la que un grupo de jóvenes estudiantes son mandados a una isla solitaria (en la más LOST) para sobrevivir cueste lo que cueste, ahí tendrán que colocar todas sus habilidades al servicio de su propia vida, ya que uno de los requisitos principales para salir de ahí es ser el que cierra la puerta por fuera, es decir, ser el último vivo… todo un desafío para niños que recién están comenzando a dar sus primeros pasos… y todo por una ley cabrona que representa una especie de escarmiento para la juventud rebelde y de paso una eficaz fórmula para la sobrepoblación…

La película comienza con un drama de acción super heavy… uno es partícipe de la angustia de esos mocosos al despertar en la isla y donde se les explica, a través de un video donde sale una mujer bastante hija de puta, lo que deberán hacer para superar las barreras que significa llegar a la meta…
Pero al poco andar, el filme se perfila derechamente como una cinta de acción donde las balas y los asesinatos están a la orden del día… y sin ser tan sangrientos (ojo que estoy hablando de cine oriental) logran mantener la atención en las desventuras de estos inocentes muchachos y sus personalidades incompletas, dolorosas y hormonales…

La producción es buena, lo que hace creíble lo que se ve en pantalla, pero de todos modos quedé al final con una sensación de insatisfacción… una distancia con el largo porque no logré disfrutarlo como esperaba… sentí que el argumento, por muy loco que fuera, daba para otra cosa, no sé, quizá para profundizar en las vidas de cada joven y hacerla más dramática… como si cada muerte fuera un poema descarnado de la sociedad estúpida que nos intentan vender a diario… algo de eso había, pero muy poco para mi gusto…

Ahora si me colocan entre la espada y la pared y me preguntan si es recomendable, les digo altiro que sí… igual la recomiendo por su calidad, que es innegable, pero lamentablemente no la termino por comprar… fue algo de piel… química como dicen…

¿Qué sucede al final con tanta muerte de más de cuarenta escolares?... pues nada, lo esperado, salvo una que otra sorpresa, pero con un epílogo un tanto complaciente y hasta meloso… creo que eso fue la gota que rebalsó el vaso de mi entrega hacia ella…

En todo caso, un guión que sólo se les podía ocurrir a los orientales y sus producciones psicodélicas… y eso ya es un mérito para animarse a verla…


CINTA DE CULTO EN JAPÓN QUE ENTRETIENE Y ASOMBRA POR MOMENTOS, PERO QUE NO ME SEDUJO COMO YO LO DESEABA… Y ESO ES UNA LATA…